Santoral del Día: Domingo 6 de Septiembre de 2020

DOMINGO 6

Blanco Domingo XXIII del Tiempo Ordinario MR, p. 437 (433) / Lecc. II

Otros santos: Zacarías, profeta. Beatos: Liberato de Loro Piceno, sacerdote de la Primera Orden Franciscana; Migue Czartoryski presbítero de la Orden de Predicadores y mártir.

BEATO LIDERATO DE LORO PICENO, del latín "el liberado" (1214-1258). Presbítero de la Primera Orden Franciscana. Nació en la población de Loro Piceno, Italia. En 1234 renunció a sus posesiones y título nobiliario para afiliarse al convento franciscano de Roccabruna; ahí fue consagrado sacerdote. Posteriormente, se dirigió al eremitorio de Soffiano donde vivió como anacoreta. Se dice que su afiliación como Terciario se debió al encuentro que tuvo con san Francisco de Asís (4 de octubre), cuando éste pasó por su región. En las Florecillas de San Francisco, se detalla su vida plena de santidad y espiritualidad, al decir: " ... de tan gran santidad y gracia, que parecía totalmente endiosado; frecuentemente estaba arrobado en Dios. Y sucedía que, mientras se hallaba todo elevado en Dios, porque poseía en grado notable la gracia de la contemplación, venían a él los pájaros de toda especie y se posaban confiadamente en sus hombros, cabeza, brazos y manos, poniéndose a cantar maravillosamente. Él era muy amante de la soledad y raras veces hablaba; pero, cuando le preguntaban alguna cosa, respondía con tal gracia y sabiduría, que más parecía ángel que hombre; y vivía muy entregado a la oración y a la contemplación. Los hermanos le profesaban gran reverencia. Al final de su virtuosa vida, -tenía unos 45 años-, este hermano cayó enfermo de muerte por divina disposición, hasta el punto de no poder tomar nada [...] él [...] ponía toda su confianza en el médico celestial, Jesucristo bendito, y en su bendita Madre, de la cual mereció, por la divina clemencia, ser milagrosamente visitado y consolado. Porque, hallándose en cama, preparándose para la muerte con todo el corazón y con la mayor devoción, se le apareció la gloriosa Virgen María, rodeada de gran muchedumbre de ángeles y de santas vírgenes, en medio de maravilloso resplandor, y se acercó a su cama. Al verla, él experimentó gran consuelo y alegría de alma y de cuerpo, y comenzó a suplicarle humildemente que rogara a su amado Hijo que, por sus méritos, lo sacara de la prisión de esta carne miserable. Y como prosiguiera en esta súplica con muchas lágrimas, le respondió la Virgen María llamándolo con su nombre: «No temas, hijo, que tu oración ha sido escuchada, y yo he venido para confortarte antes de tu partida de esta vida»". Fue beatificado por Pío IX (1846-1878) en 1868 quien le concedió oficio y misa en su honor.


Categoria: Santoral por Año / Santoral Catolico 2020 / Santoral Catolico de septiembre 2020

Publicado: 2021-09-18T04:00:39Z | Modificado: 2021-09-18T04:00:39Z