Santa Misa del día: Sabado 5 de Junio de 2021

Rojo Memoria de san Bonifacio, obispo y m√°rtir MR, pp. 763 (749). 930 (922) / Lecc. II, p. 417

Otros santos: Beatos Adán Araka de Amakusa, laico catequista y mártir; Margarita Lucía Szewczyk, fundadora.

Winfrido, monje ingl√©s, recibi√≥ del Papa Gregorio II el nombre de Bonifacio. Es el ap√≥stol de Alemania y el reorganizador de la Iglesia franca. Consagrado obispo por el Papa (722), recorri√≥ Alemania en todos los sentidos, estableciendo di√≥cesis y fundando monasterios, entre ellos el de Fulda. Fue asesinado en Bokum (Holanda) con 52 compa√Īeros (754).

LA PEDAGOGíA DIVINA
Tob 12, l. 5-15. 20; Tob 13; Mc 12,38-44

En el texto de Tob√≠as nos encontramos con el desenlace final del libro. El padre y el hijo se ponen de acuerdo en compensar al acompa√Īante, pero √©ste no se interesa en su recompensa. Llama a los dos aparte y empieza un discurso inesperado: los invita a bendecir a Dios y a proclamar los beneficios recibidos; ofrece consejos sapienciales en torno a los tres fundamentos de una vida piadosa, la limosna, la oraci√≥n, y el ayuno; finalmente, revela su verdadera identidad como uno de los siete √°ngeles que pueden entrar en la gloriosa presencia de Dios. A fin de cuentas, Rafael ense√Īa una verdad crucial de la existencia humana. La pedagog√≠a divina est√° presente en las cosas, en las palabras, y en las acciones de los seres humanos, pero es una presencia callada y silenciosa. Solamente la fe la puede descubrir.
Del Com√ļn de m√°rtires: para un m√°rtir, p. 930 (922), O del Com√ļn de pastores: para los misioneros, p. 952 (944).

ANT√ćFONA DE ENTRADA

Este santo luchó hasta la muerte por la ley de Dios y no se aterrorizó ante la amenaza de los impíos, pues estaba afianzado sobre roca firme.

ORACI√ďN COLECTA

Se√Īor, que tu santo m√°rtir Bonifacio interceda por nosotros, para que mantengamos firmemente y proclamemos con nuestras obras la fe que √©l ense√Ī√≥ con su palabra y sell√≥ con su sangre.
Por nuestro Se√Īor Jesucristo ...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Den gracias al Se√Īor. Yo subo al cielo, a donde est√° Dios.

Del libro de Tobías: 12, 1. 5-15. 20

Cuando terminaron los festejos de la boda de Tob√≠as y Sara, Tobit llam√≥ a su hijo Tob√≠as y le dijo: "Tenemos que pagarle lo debido al hombre que te ha acompa√Īado y darle una buena recompensa". Tob√≠as llam√≥ a Rafael y le dijo: "Recibe como recompensa la mitad de todo lo que hemos tra√≠do y vete en paz".
Entonces Rafael se llev√≥ a los dos aparte y les dijo: "Bendigan a Dios y glorif√≠quenlo delante de todos los vivientes por los beneficios que les ha hecho y canten himnos de alabanza a su nombre. Proclamen dignamente las obras del Se√Īor y no sean negligentes en reconocerlas. Es bueno guardar el secreto del rey, pero es todav√≠a mejor proclamar y celebrar las obras del Se√Īor. Hagan el bien, y el mal no los alcanzar√°.
Es buena la oración con el ayuno, y la limosna con la justicia. Es mejor tener poco viviendo con rectitud, que tener mucho haciendo el mal. Es mejor dar limosnas que acumular tesoros. La limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado. Quienes dan limosna tendrán larga vida; los pecadores y los malvados son enemigos de sí mismos.
Voy a decirles toda la verdad, sin ocultarles nada. Les acabo de decir que es bueno guardar el secreto del rey y que es mejor todav√≠a proclamar y celebrar las obras del Se√Īor. Sepan, pues, que cuando ustedes dos, Tob√≠as y Sara, oraban, yo ofrec√≠a sus oraciones al Se√Īor de la gloria, como un memorial; y lo mismo hac√≠a, cuando t√ļ, Tobit, enterrabas a los muertos. Y cuando te levantaste sin dudar y dejaste tu comida y fuiste a sepultar a aquel muerto, precisamente entonces yo fui enviado para ponerte a prueba. Dios me envi√≥ de nuevo a curarte a ti y a Sara, tu nuera. Yo soy Rafael, uno de los siete santos √°ngeles que estamos presentes ante el Se√Īor de la gloria.
As√≠ pues, den gracias al Se√Īor en la tierra y alaben a Dios. Por mi parte, yo vuelvo junto a aquel que me ha enviado. Ustedes escriban todas las cosas que les han sucedido". Y desapareci√≥.
Palabra de Dios.¬†Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL

Tobías 13, 2. 6. 7. 8.
R/. Bendito sea Dios, que vive por los siglos.

Bendito sea Dios, que vive por los siglos: él castiga y tiene compasión, hunde hasta el abismo y saca de él y no hay quien escape de su mano. R/.
Si se convierten a él con todo el corazón y toda el alma y proceden rectamente en su presencia, volverán a gozar de su mirada y nunca más les volverá la espalda. R/.
Miren lo que ha hecho por nosotros, denle gracias de todo corazón y bendigan al rey eterno con sus obras. R/.
Yo le doy gracias en mi país de destierro, pues anunció su grandeza a un pueblo pecador. Conviértanse, pecadores, obren rectamente en su presencia y esperen que tenga compasión de ustedes. R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Mt 5, 3
R/. Aleluya, aleluya.

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R/.

EVANGELIO

Esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos.

Del santo Evangelio seg√ļn san Marcos: 12, 38-44

En aquel tiempo, ense√Īaba Jes√ļs a la multitud y le dec√≠a: "¬°Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentaci√≥n de largos rezos. Estos recibir√°n un castigo muy riguroso".
En una ocasi√≥n Jes√ļs estaba sentado frente a las alcanc√≠as del templo, mirando c√≥mo la gente echaba all√≠ sus monedas. Muchos ricos daban en abundancia. En esto, se acerc√≥ una viuda pobre y ech√≥ dos moneditas de muy poco valor. Llamando entonces a sus disc√≠pulos, Jes√ļs les dijo: "Yo les aseguro que esa pobre viuda ha echado en la alcanc√≠a m√°s que todos. Porque los dem√°s han echado de lo que les sobraba; pero √©sta, en su pobreza, ha echado todo lo que ten√≠a para vivir".¬†Palabra del Se√Īor.¬†Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Santifica, Se√Īor, con tu bendici√≥n, los dones que te presentamos en la conmemoraci√≥n de tu m√°rtir san Bonifacio y que agraden a tu majestad, del mismo modo que fue preciosa ante ti la efusi√≥n de su sangre.
Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN

El que quiera venir conmigo, que renuncie a s√≠ mismo, que tome su cruz y me siga, dice el Se√Īor.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Que el santo sacramento que recibimos, Se√Īor, nos comunique aquella fortaleza de esp√≠ritu que hizo a tu m√°rtir san Bonifacio fiel en tu servicio y victorioso en su pasi√≥n. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2021 / Misal Catolico de junio 2021

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-16T05:30:42Z | Modificado: 2021-09-16T05:30:42Z