Santoral del Día: Lunes 15 de Junio de 2020

LUNES 15

Verde De Feria, Misa Por la santificación del trabajo humano MR, p. 1134 (1126) / Lecc. II, p. 448

Otros santos: Vito, Modesto y Crescencia de Nápoles, mártires; María Micaela del Santísimo Sacramento, virgen fundadora. Beato Luis María Palazzolo, presbítero y fundador.

SANTA MARÍA MICAELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO, ambos nombres de origen hebreo, Miryam, cuyo significado y etimología son discutidos; quizá -según diversos Padres de la Iglesia- "señora", "soberana", y forma femenina de Miguel "¿Quién cómo Dios?", (1809-1865). Virgen fundadora. Nació en Madrid, España, en el seno de una familia
acaudalada. Su progenitor fue reclutado para luchar contra el ejército francés, por tanto, la madre huyó con sus hijos hacia León en Cádiz. En 1814, regresaron a la capital y en 1818 Micaela ingresó en el plantel francés de las religiosas ursulinas en Pau, por esa época fallecieron su padre y seis de sus hermanos. En su juventud, hizo vida social, sin descuidar la visita y atención regular y con generosidad a los enfermos del hospital de San Juan de Dios. En 1834 atendió en forma personal a los contagiados en una epidemia de cólera, desde entonces destaca por su devoción a la Eucaristía. Sin embargo, pese a su fervorosa y caritativa vida, Micaela llevó una vida lujosa, de diversiones mundanas y viajes a París. En 1847, su director espiritual le sugirió asistir a unos Ejercicios Espirituales, esto le hizo reflexionar acerca de su frívola existencia. Continuó sus visitas al nosocomio y ahí descubrió en las enfermedades de las mujeres dedicadas a la prostitución, la gran necesidad de ayudarlas a soportar sus graves padecimientos. En 1845 fundó un colegio, donde además de instrucción se proporcionaba educación en la fe, esta institución definirá el inició de su verdadera vocación. Pasó los años 1847 y 1848 en Bruselas, Bélgica, acompañando a su hermano quien fue nombrado embajador y ahí se dedicó a la oración y penitencia extrema, sin descuidar la ayuda material y espiritual para regenerar a prostitutas. Pese a la oposición de su hermano abandonó a la familia para dedicarse a la conversión de prostitutas, consideradas la escoria de la sociedad (1850). Durante cuatro años soportó críticas y sólo contó con la ayuda de su confesor san Antonio María Claret (24 de octubre), quien le asistió como su consejero y apoyo de su misión a fin de instruir mujeres para desempeñar un trabajo honesto, además de atender el aspecto espiritual. Pese a su buen corazón soportó calumnias; pero continúo su obra en la que invirtió su amplia herencia, hasta pasar privaciones. A esta ejemplar religiosa se debe que numerosas mujeres de la época, que por ignorancia y desamparo se dedicaban a la prostitución, dejasen una vida de pecado. El año de 1856 formó en Madrid el instituto de Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, obteniendo la aprobación episcopal, del cual fue nombrada Superiora General. De su obra escrita destacan una Autobiografía, Relaciones de favores y de Penitencias, Apuntes de Ejercicios y Retiros, así como más de 800 cartas. En 1865 una epidemia de cólera invadió Valencia, ella atendió con caridad a sus hermanas espirituales y a otros enfermos, Sor Micaela contagiada, falleció del mal. En la actualidad la obra de las Adoratrices extendida en el mundo se adapta a los tiempos y lugares donde efectúa su servicio, siendo principalmente pedagógica y de evangelización. El pontífice. Pío XI (1922-1939) la canonizó en 1934. Nota: Su memoria se celebra el 15 de junio, día en que realizó sus votos perpetuos.


Categoria: Santoral por Año / Santoral Catolico 2020 / Santoral Catolico de junio 2020

Publicado: 2021-09-18T04:00:37Z | Modificado: 2021-09-18T04:00:37Z