Santoral del Día: Miercoles 10 de Junio de 2020

MIÉRCOLES 10

Verde De Feria, Misa Votiva De San José MR, p. 1205 (1197) / Lecc. II, p. 431

Otros santos: Landerico de París, obispo. Beatos: Eduardo Poppe, presbítero; Eustaquio Kugler, presbítero de la Orden de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios.

BEATO EDUARDO POPPE, del anglosajón, "el guardián de la propiedad (1890-1924). Presbítero. Nativo de Moerzeke, Bélgica. Decidido por la vocación al sacerdocio ingresó en el seminario belga de San Nicolás en Waals (1909), con la mira de: " ... realizar del modo más perfecto la voluntad de Dios". Hizo su servicio militar y sus estudios de Filosofía en la Universidad Católica de Lovaina, (1910); en este período, realizó su apostolado en la difusión de la devoción a María Santísima y a la Eucaristía. Cuando inició la Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue reclutado para dar servicio como enfermero unido al equipo de la Cruz Roja; en el desempeño de esta ardua labor manifestó inmensa caridad y entrega, hasta que enfermó. Al recuperarse, aún en el ejército, recibió el Orden Sacerdotal. En 1916 inició su ministerio como vice párroco del templo de Santa Coleta en Gante, Bélgica, situado en un barrio de obreros. En su ejercicio demostró su espíritu de asistencia socorriendo a los necesitados, ofreciendo auxilio espiritual a los agonizantes y con un especial cariño a los niños, Siempre se propuso darse tiempo para pasar prolongadas jornadas de oración ante el Santísimo Sacramento, esto lo fortalecía en lo físico y en lo espiritual. Los métodos apostólicos que empleó se anticiparon a su época, con la organización de asociaciones de sacerdotes y de laicos, y de un Círculo del Catecismo y una Liga de la Comunión; así mismo, fue innovador litúrgico y catequético. Se distinguió como vehemente predicador e incansable pastor en la administración del Sacramento de la Reconciliación. En 1922, viajó a Leopoldsburg (Limburgo), Flandes, Bélgica, donde se hizo cargo de los seminaristas y religiosos que realizaban el servicio militar. Conoció el Tratado de la verdadera devoción a María, de san Luis Grignon de Montfort (28 de abril), e inspirado en éste reafirmó su conocimiento y amor a la Santísima Virgen. Padecía un mal cardiaco que minó su salud y le condenó a permanecer sentado; sin embargo, desde su butaca entre 1920 y 1924, escribió: La dirección espiritual de los niños, Guardar los trabajadores, Eucaristía, parroquia, apostolado, Método educativo Eucarístico, El amigo de los niños, entre otros escritos; después de su deceso se publicaron cuatro obras más. Falleció en el Monasterio de Moerzeke-lez-Dendermonde, Bélgica. Fue beatificado el 3 de octubre de 1999 por san Juan Pablo II quien asentó: "Consagró su vida a Cristo en el ministerio sacerdotal. Se convierte hoy en modelo para los sacerdotes".


Categoria: Santoral por Año / Santoral Catolico 2020 / Santoral Catolico de junio 2020

Publicado: 2021-09-18T04:00:37Z | Modificado: 2021-09-18T04:00:37Z