Santa Misa del d├şa: Jueves 7 de Diciembre de 2017

Blanco Memoria San Ambrosio, obispo y doctor de la Iglesia MR, p. 845 (880) / Lecc. I, p. 365

Otros santos: Carlos Garnier y compañeros, mártires. Beato Eutiquiano I, papa.

Naci├│ en Tr├ęveris. Ambrosio era gobernador de Emilia y Liguria; viv├şa en Mil├ín cuando fue elegido como obispo de esta ciudad (374). Es uno de los tipos m├ís bien dibujados de pastor de almas. Resiste energ├ęticamente las usurpaciones del poder imperial y al mismo tiempo se dedica a catequizar al pueblo, comentando las Sagradas Escrituras y difundiendo los c├ínticos religiosos.

UN PUEBLO JUSTO

Is 26, 1-6; Mt 7, 21. 24-27

La congruencia y no la palabrer├şa es lo que nos define como disc├şpulos de Jes├║s. El Evangelio de san Mateo desautoriza reducir la vida cristiana a las oraciones y proclamas. La sencilla comparaci├│n de las dos casas, lo ilustra con claridad. Es indispensable cimentar nuestro proyecto de vida en la congruencia. Quien no lo hace, termina por fracasar. Quien consigue mirarse al espejo, sabiendo que con sus actitudes honra sus palabras, goza de una tranquilidad y una paz interior, que nunca podr├í tener quien practique la doble moral. Eso mismo es lo que nos recomienda el profeta Isa├şas. Es necesario respetarnos, cumpliendo nuestros compromisos como creyentes y como ciudadanos. La suma de historias de vida congruentes es lo que permite hablar de un pueblo justo. De otro modo, seguiremos asistiendo a esta degradaci├│n social, producto de la prepotencia y el abuso de los gobernantes y la apat├şa y la indiferencia de los ciudadanos.

ANT├ŹFONA DE ENTRADA Cfr. Si 15, 5

En medio de la Iglesia abri├│ su boca, y el Se├▒or lo llen├│ del esp├şritu de sabidur├şa e inteligencia, lo revisti├│ de gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, t├║ que hiciste del obispo san Ambrosio un insigne maestro de la fe cat├│lica y un admirable ejemplo de fortaleza apost├│lica suscita en tu Iglesia pastores seg├║n tu coraz├│n, la gu├şen con firmeza y sabidur├şa. Por nuestro Se├▒or Jesucristo,...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El pueblo justo se mantiene fiel al Se├▒or.

Del libro del profeta Isa├şas: 26,1-6

Aquel d├şa se cantar├í este canto en el pa├şs de Jud├í: "Tenemos una ciudad fuerte; ha puesto el Se├▒or, para salvarla, murallas y baluartes. Abran las puertas para que, entre el pueblo justo, el que se mantiene fiel, el de ├ínimo firme para conservarla paz, porque en ti confi├│. Conf├şen siempre en el Se├▒or, porque el Se├▒or es nuestra fortaleza para siempre; porque ├ęl dobleg├│ a los que habitaban en la altura; a la ciudad excelsa la humill├│, la humill├│ hasta el suelo, la arroj├│ hasta el polvo donde la pisan los pies, los pies de los humildes, los pasos de los pobres".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.


SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 117, 1.9. 19-21. 25-27a

R/. Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Te damos gracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna. Más vale refugiarse en el Señor, que poner en los hombres la confianza; más vale refugiarse en el Señor, que buscar con los fuertes una alianza. R/.
├übranme las puertas del templo, que quiero entrar a dar gracias a Dios. Esta es la puerta del Se├▒or y por ella entrar├ín los que le viven fieles. Te doy gracias, Se├▒or, pues me escuchaste y fuiste para m├ş la salvaci├│n.┬áR/.
Lib├ęranos, Se├▒or, y danos tu victoria. Bendito el que viene en nombre del Se├▒or. Que Dios desde su templo nos bendiga. Que el Se├▒or, nuestro Dios, nos ilumine.┬áR/.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Is 55, 6
R/. Aleluya, aleluya.

Busquen al Señor mientras lo pueden encontrar, invóquenlo mientras está cerca. R/.

EVANGELIO

El que cumple la voluntad de mi Padre entrará en el Reino de lo y cielos.

Del santo Evangelio seg├║n san Mateo: 7, 21.24-27

En aquel tiempo, Jes├║s dijo a sus disc├şpulos: "No todo el que me diga: `┬íSe├▒or, Se├▒or!', entrar├í en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre, que est├í en los cielos.
El que escucha estas palabras m├şas y las pone en pr├íctica, se parece a un hombre prudente, que edific├│ su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cay├│, porque estaba construida sobre roca.
El que escucha estas palabras m├şas y no las pone en pr├íctica, se parece a un hombre imprudente, que edific├│ su casa sobre arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos, dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al celebrar estos divinos misterios, te suplicamos, Se├▒or, que el Esp├şritu Santo derrame sobre nosotros la luz de la fe que ilumin├│ a san Ambrosio para propagar tu gloria sin descanso. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Cfr. Sal 1, 2. 3

El que d├şa y noche medita la ley del Se├▒or, al debido tiempo dar├í su fruto.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Fortalecidos por la eficacia de este sacramento, te pedimos, Se├▒or, aprovechar de tal manera las ense├▒anzas de san Ambrosio, que avanzamos con firmeza por tus sendas, nos dispongamos a disfrutar la suavidad del banquete eterno. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A├▒o / Misal Catolico 2017 / Misal Catolico de diciembre 2017

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:30Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:30Z