Santa Misa del día: Jueves 6 de Agosto de 2020

Fiesta de La Transfiguraci√≥n del Se√Īor

Blanco MR, p. 800 (788) / Lecc. II, p. 1098

Otros santos: Hormisdas, LII Papa. Beatos: Tadeo Dulny, seminarista y mártir; Carlos López Vidal, laico mártir.

Por medio de la Transfiguraci√≥n, el Se√Īor quiere preparar el coraz√≥n de sus disc√≠pulos para que superen el esc√°ndalo de la cruz. Pero esta fiesta es, adem√°s, un anuncio de la adopci√≥n maravillosa que nos hace hijos de Dios en Jesucristo y del resplandor con que un d√≠a brillar√° todo el cuerpo de la Iglesia.

NO TENGAN MIEDO
2 Pe 1.16-19; Mt 17,1-9

El relato de la transfiguraci√≥n que nos comparte el Evangelio de san Mateo no difiere del resto de los evangelios. Estamos ante una discreta descripci√≥n de la visi√≥n que Dios regal√≥ a los tres disc√≠pulos m√°s cercanos y a la vez, recoge una breve narraci√≥n del di√°logo y la voz que surge desde la nube. El relato concede m√°s importancia a las palabras que a las im√°genes mismas. El mensaje que escuchan los disc√≠pulos es muy claro: tienen que aprender a escuchar al Hijo predilecto, para no dejarse atrapar por el miedo y la incertidumbre. El temor al sufrimiento y a la muerte est√° presente en los disc√≠pulos, como lo est√° en toda persona, por eso mismo quieren instalarse en la choza, es decir, quedarse en una situaci√≥n de comodidad, que no implique riesgos ni sacrificios. Jes√ļs vive con otra actitud su pr√≥xima pasi√≥n, est√° dispuesto a entregar su vida en Jerusal√©n. Experimenta cierto desasosiego, pero jam√°s desconf√≠a del auxilio del Padre.

ANT√ćFONA DE ENTRADA Cfr. Mt 17, 5

Apareci√≥ el Esp√≠ritu Santo en una nube luminosa y se oy√≥ la voz del Padre celestial que dec√≠a: √Čste es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; esc√ļchenlo.

Se dice Gloria

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que en la Transfiguraci√≥n gloriosa de tu Unig√©nito fortaleciste nuestra fe con el testimonio de los profetas y nos dejaste entrever la gloria que nos espera, como hijos tuyos, conc√©denos escuchar siempre la voz de tu Hijo amado, para llegar a ser coherederos de su gloria. √Čl, que vive y reina contigo ...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Nosotros escuchamos esta voz venida del cielo.

De la segunda carta del apóstol san Pedro: 1, 16-19

Hermanos: Cuando les anunciamos la venida gloriosa y llena de poder de nuestro Se√Īor Jesucristo, no lo hicimos fundados en f√°bulas hechas con astucia, sino por haberlo visto con nuestros propios ojos en toda su grandeza. En efecto, Dios lo llen√≥ de gloria y honor, cuando la sublime voz del Padre reson√≥ sobre √©l, diciendo: "√Čste es mi Hijo amado, en quien yo me complazco".
Y nosotros escuchamos esta voz, venida del cielo, mientras est√°bamos con el Se√Īor en el monte santo.
Tenemos tambi√©n la firm√≠sima palabra de los profetas, a la que con toda raz√≥n ustedes consideran como una l√°mpara que ilumina en la oscuridad, hasta que despunte el d√≠a y el lucero de la ma√Īana amanezca en los corazones de ustedes.¬†Palabra de Dios.¬†Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 96,1-2.5-6.9.
R/. Reina el Se√Īor, al√©grese la tierra.

Reina el Se√Īor, al√©grese la tierra; cante de regocijo el mundo entero. Tinieblas y nubes rodean el trono del Se√Īor que se asienta en la justicia y el derecho.¬†R/.
Los montes se derriten como cera ante el Se√Īor de toda la tierra. Los cielos pregonan su justicia, su inmensa gloria ven todos los pueblos.¬†R/.
T√ļ, Se√Īor alt√≠simo, est√°s muy por encima de la tierra y mucho m√°s en alto que los dioses.¬†R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Mt 17, 5
R/. Aleluya, aleluya.

Este es mi Hijo muy amado, dice el Se√Īor, en quien tengo puestas todas mis complacencias; esc√ļchenlo.¬†R/.

EVANGELIO

Su rostro se puso resplandeciente como el sol.

Del santo Evangelio seg√ļn san Mateo: 17,1-9

En aquel tiempo, Jes√ļs tom√≥ consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, el hermano de √©ste, y los hizo subir a solas con √©l a un monte elevado. Ah√≠ se transfigur√≥ en su presencia: su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la nieve. De pronto aparecieron ante ellos Mois√©s y El√≠as, conversando con Jes√ļs.
Entonces Pedro le dijo a Jes√ļs: "Se√Īor, ¬°qu√© bueno ser√≠a quedarnos aqu√≠! Si quieres, haremos aqu√≠ tres tiendas, una para ti, otra para Mois√©s y otra para El√≠as".
Cuando a√ļn estaba hablando, una nube luminosa los cubri√≥ y de ella sali√≥ una voz que dec√≠a: "√Čste es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; esc√ļchenlo". Al o√≠r esto, los disc√≠pulos cayeron rostro en tierra, llenos de un gran temor. Jes√ļs se acerc√≥ a ellos, los toc√≥ y les dijo: "Lev√°ntense y no teman".
Alzando entonces los ojos, ya no vieron a nadie m√°s que a Jes√ļs. Mientras bajaban del monte, Jes√ļs les orden√≥: "No le cuenten a nadie lo que han visto, hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos".
Palabra del Se√Īor.¬†Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Santifica, Se√Īor, las ofrendas que te presentamos en la gloriosa Transfiguraci√≥n de tu Unig√©nito, y l√≠mpianos de las manchas del pecado con el resplandor de tu luz. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

PREFACIO

El misterio de la Transfiguración.

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvaci√≥n darte gracias siempre y en todo lugar, Se√Īor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, Se√Īor nuestro.
Porque él reveló su gloria ante los testigos que había elegido, y revistió su cuerpo, semejante al de todos los hombres, de un extraordinario esplendor, para apartar del corazón de sus discípulos el escándalo de la cruz, y manifestar que se cumpliría en la totalidad del cuerpo de la Iglesia lo que brilló admirablemente en él mismo, su cabeza.
Por eso, con todos los √°ngeles, te alabamos por siempre en la tierra, aclam√°ndote sin cesar: Santo, Santo, Santo ...

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Cfr. 1 Jn 3, 2

Cuando se manifieste el Se√Īor, seremos semejantes a √©l, porque lo veremos tal cual es.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Te rogamos, Se√Īor, que el alimento celestial que hemos recibido, nos transforme a imagen de aquel cuyo esplendor quisiste manifestar en su gloriosa Transfiguraci√≥n. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2020 / Misal Catolico de agosto 2020

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:53Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:53Z