Santa Misa del d├şa: Jueves 5 de Marzo de 2020

Morado Jueves I de Cuaresma MR, p. 197 (216) / Lecc. I p. 714

Otros santos:┬áSantos Te├│filo de Cesarea, obispo; Juan Jos├ę de la Cruz, presb├ştero. Beato Jerem├şas de Valaquia, presb├ştero.

FELICIDAD Y CONFIANZA EN DIOS
Est 4, 17n.p-r. aa-bb-gg-hh; Mt 7,7-12

Mardoqueo era un israelita y un funcionario honesto que serv├şa al rey Asuero. Un funcionario honesto, pero jam├ís servil. En medio del ambiente xenof├│bico que muestran Am├ín y otros funcionarios del palacio hacia ├ęl y los dem├ís jud├şos, Mardoqueo asume la resistencia. Con gran fortaleza Mardoqueo se opone, no por orgullo ni por vanidad, sino por fidelidad a la soberana y exclusiva grandeza de Dios. En el momento del mayor aprieto suplica al Se├▒or pidiendo los asista en aquella hora tan adversa. En el Evangelio de san Mateo, el Se├▒or Jes├║s nos exhorta a vivir poniendo nuestra vida en las manos del Se├▒or. Dios es m├ís ben├ęvolo que todos los padres humanos. Si ├ęstos atienden eficazmente a los ruegos de sus hijos, con mucha mayor raz├│n, lo har├í el Padre amoroso.

ANTIFONA DE ENTRADA Sal 5, 2-3

Se├▒or, escucha mis palabras, atiende mi lamento, haz caso de mi voz suplicante, Rey m├şo y Dios m├şo.

ORACIÓN COLECTA

Conc├ędenos, Se├▒or, una constante disposici├│n a pensar con rectitud y a practicar el bien con mayor diligencia; y puesto que no podemos existir sin ti, haz que vivamos como fieles disc├şpulos tuyos. Por nuestro Se├▒or Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

No tengo otro defensor más que tú, Señor.

Del libro de Ester: 4, 17n. p-r. aa-bb. gg-hh

En aquellos d├şas, la reina Ester, ante el mortal peligro que amenazaba a su pueblo, busc├│ refugio en el Se├▒or y se postr├│ en tierra con sus esclavas, desde la ma├▒ana hasta el atardecer. Entonces suplic├│ al Se├▒or, diciendo: "Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, ┬íbendito seas! Prot├ęgeme, porque estoy sola y no tengo m├ís defensor que t├║, Se├▒or, y voy a jugarme la vida.
Se├▒or, yo s├ę, por los libros que nos dejaron nuestros padres, que t├║ siempre salvas a los que te son fieles. Ay├║dame ahora a m├ş, porque no tengo a nadie m├ís que a ti, Se├▒or y Dios m├şo.
Ay├║dame, Se├▒or, pues estoy desamparada. Pon en mis labios palabras acertadas cuando est├ę en presencia del le├│n y haz que yo le agrade, para que su coraz├│n se vuelva en contra de nuestro enemigo, para ruina de ├ęste y de sus c├│mplices.
Con tu poder, Se├▒or, l├şbranos de nuestros enemigos.
Convierte nuestro llanto en alegr├şa y haz que nuestros sufrimientos nos obtengan la vida".┬áPalabra de Dios.┬áTe alabamos, Se├▒or.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 137, 1-2a. 2bc-3. 7c.8.
R/. De todo coraz├│n te damos gracias, Se├▒or.

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. R/.
Se├▒or, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos nos o├şste y nos llenaste de valor.┬áR/.
Que todos los reyes de la tierra te reconozcan al escuchar tus prodigios. Que alaben tus caminos, porque tu gloria es inmensa. R/.
Tu mano, Se├▒or, nos pondr├í a salvo, y as├ş concluir├ís en nosotros tu obra. Se├▒or, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones.┬áR/.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Sal 50, 12.14
R/. Honor y gloria a ti, Se├▒or Jes├║s.

Crea en m├ş, Se├▒or, un coraz├│n puro y devu├ęlveme tu salvaci├│n, que regocija.┬áR/.

EVANGELIO

Todo el que pide, recibe.

Del santo Evangelio seg├║n san Mateo: 7, 7-12

En aquel tiempo, Jes├║s dijo a sus disc├şpulos: "Pidan y se les dar├í; busquen y encontrar├ín; toquen y se les abrir├í. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre.
┬┐Hay acaso entre ustedes alguno que le d├ę una piedra a su hijo, si ├ęste le pide pan? Y si le pide pescado, ┬┐le dar├í una serpiente? Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con cu├ínta mayor raz├│n el Padre, que est├í en los cielos, dar├í cosas buenas a quienes se las pidan.
Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mu├ęstrate propicio, Se├▒or, a los deseos de quienes te invocan y, al tiempo en que recibes las ofrendas y s├║plicas de tu pueblo, convierte hacia ti nuestros corazones. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Prefacio I- V de Cuaresma, MR, pp. 497-501 (493-497).

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Mt 7, 8

Todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te rogamos, Se├▒or Dios nuestro, que este santo sacramento que nos has concedido recibir para afianzar nuestra conversi├│n, nos sirva de remedio, ahora y siempre. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO

Opcional

Descienda tu anhelada misericordia, Se├▒or, sobre quienes te invocan, y conc├ędeles con generosidad divina la gracia de saber lo que deben pedir para obtener lo que imploran. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A├▒o / Misal Catolico 2020 / Misal Catolico de marzo 2020

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:42Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:42Z