Santa Misa del día: Lunes 3 de Septiembre de 2018

Blanco Memoria, San Gregorio Magno, papa y doctor de la Iglesia MR, p. 786 (816) / Lecc. II. p. 745

Otros santos: Febes o Febe de Corinto, diaconisa. Beata Br√≠gida de Jes√ļs Morello fundadora.

Gobern√≥ la Iglesia durante 14 a√Īos (590-604). No obstante su deteriorada salud, realiz√≥ una obra considerable. Como "Siervo de los siervos de Dios‚ÄĚ provey√≥ de v√≠veres la ciudad de Roma, mientras ense√Īaba al pueblo y preparaba la evangelizaci√≥n de Inglaterra. En la contemplaci√≥n encontraba 'afrente de su acci√≥n.

LA FUERZA DE DIOS

1 Cor 2, 1-5; Lc 4,16-30

La escena de la sinagoga de Nazaret es el inicio del ministerio de Jes√ļs en el tercer Evangelio. Jes√ļs lanza un argumento provocador a sus vecinos y parientes, advirti√©ndoles que Dios no discrimina a los extranjeros, sino que los trata con singular predilecci√≥n. Los habitantes de Nazaret encuentran insoportable dicha ense√Īanza y pasan de la indignaci√≥n al intento homicida en contra de Jes√ļs. El maestro no se apeg√≥ a lo "pol√≠ticamente correcto" sino que actu√≥ con la honestidad de los verdaderos profetas. Por su parte, el ap√≥stol San Pablo, tambi√©n advirti√≥ a los disc√≠pulos de la iglesia de Corinto acerca de su estrategia persuasiva. No obstante que el ap√≥stol dispon√≠a de habilidades oratorias y recursos de estilo, no quiso utilizarlos, para no perturbar la obra de Dios. San Pablo apost√≥ todo a la fuerza del Esp√≠ritu y por eso se redujo a predicar a Jes√ļs crucificado.

ANT√ćFONA DE ENTRADA

San Gregorio, elevado a la c√°tedra de Pedro, siempre buscaba el rostro del Se√Īor, y permanec√≠a en la contemplaci√≥n de su amor.

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que cuidas de tu pueblo con bondad y lo gobiernas con amor, por intercesi√≥n del Papa san Gregorio Magno concede tu esp√≠ritu de sabidur√≠a a quienes has encomendado el gobierno de la Iglesia, a fin de que el progreso de las ovejas en la santidad sea el gozo eterno de sus pastores. Por nuestro Se√Īor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Les he anunciado a Cristo crucificado.

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 2, 1-5

Hermanos: Cuando llegu√© a la ciudad de ustedes para anunciarles el Evangelio, no busqu√© hacerlo mediante la elocuencia del lenguaje o la sabidur√≠a humana, sino que resolv√≠ no hablarles sino de Jesucristo, m√°s a√ļn, de Jesucristo crucificado. Me present√© ante ustedes d√©bil y temblando de miedo. Cuando les habl√© y les prediqu√© el Evangelio, no quise convencerlos con palabras de hombre sabio; al contrario, los convenc√≠ por medio del Esp√≠ritu y del poder de Dios, a fin de que la fe de ustedes dependiera del poder de Dios y no de la sabidur√≠a de los hombres.¬†Palabra de Dios.¬†Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 118, 97. 98. 99. 100. 101. 102.

R/.¬†¬°Cu√°nto amo, Se√Īor, tu voluntad!

¬°Cu√°nto amo tu voluntad! Todo el d√≠a la estoy meditando. Tus mandatos me hacen m√°s sabio que mis enemigos, porque siempre me acompa√Īan.¬†R/.
Soy más prudente que todos mis maestros, porque medito tus preceptos. Soy más sagaz que los ancianos, porque cumplo tus leyes. R/.
Aparto mis pies de toda senda mala para cumplir tus palabras. No me aparto de tus mandamientos, porque t√ļ me has instruido.¬†R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Lc 4, 18¬†
R/. Aleluya, aleluya.

El Esp√≠ritu del Se√Īor est√° sobre m√≠; √©l me ha enviado para llevar a los pobres la buena nueva.¬†R/.

EVANGELIO

Me ha enviado para llevar a los Pobres la buena nueva. - Nadie es profeta en su tierra.

Del santo Evangelio seg√ļn san Lucas: 4 16-30


En aquel tiempo, Jes√ļs fue a Nazaret, donde se hab√≠a criado. Entr√≥ en la sinagoga, como era su costumbre hacerlo los s√°bados, y se levant√≥ para hacer la lectura. Se le dio el volumen del profeta Isa√≠as, lo desenroll√≥ y encontr√≥ el pasaje en que estaba escrito: El Esp√≠ritu del Se√Īor
est√° sobre m√≠, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberaci√≥n a los cautivos y la curaci√≥n a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el a√Īo de gracia del Se√Īor.
Enrolló el volumen, lo devolvió al encargado y se sentó. Los ojos de todos los asistentes a la sinagoga estaban fijos en él. Entonces comenzó a hablar, diciendo: "Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír".
Todos le daban su aprobaci√≥n y admiraban la sabidur√≠a de las palabras que sal√≠an de sus labios, y se preguntaban: "¬ŅNo es √©ste el hijo de Jos√©?".
Jes√ļs les dijo: "Seguramente me dir√°n aquel refr√°n: `M√©dico, c√ļrate a ti mismo y haz aqu√≠, en tu propia tierra, todos esos prodigios que hemos o√≠do que has hecho en Cafarna√ļm' ".
Y a√Īadi√≥: "Yo les aseguro que nadie es profeta en su tierra. Hab√≠a ciertamente en Israel muchas viudas en los tiempos de El√≠as, cuando falt√≥ la lluvia durante tres a√Īos y medio, y hubo un hambre terrible en todo el pa√≠s; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado El√≠as, sino a una viuda que viv√≠a en Sarepta, ciudad de Sid√≥n.
Había muchos leprosos en Israel, en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, que era de Siria".
Al o√≠r esto, todos los que estaban en la sinagoga se llenaron de ira, y levant√°ndose, lo sacaron de la ciudad y lo llevaron hasta un precipicio de la monta√Īa sobre la que estaba construida la ciudad, para despe√Īarlo. Pero √©l, pasando por en medio de ellos, se alej√≥ de all√≠.¬†Palabra del Se√Īor.¬†Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Conc√©denos, Se√Īor, que en la celebraci√≥n de san Gregorio nos aproveche esta ofrenda, por cuya inmolaci√≥n quisiste que se perdonen los pecados del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Cfr. Lc 12, 42

√Čste es el siervo fiel y prudente, a quien el Se√Īor puso al frente de su familia, para darles a su tiempo la raci√≥n de trigo.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

A quienes alimentas con Cristo, pan de vida, instr√ļyenos, Se√Īor, por Cristo, verdadero maestro, para que en la festividad de san Gregorio, aprendamos tu verdad y la llevemos a la pr√°ctica en la caridad. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2018 / Misal Catolico de septiembre 2018

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:33Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:33Z