Misa del día: Domingo 29 de Mayo de 2016

DOMINGO 29

Verde Domingo IX del Tiempo Ordinario MR p. 421 (419) / Lecc. II, p. 220 / LH 1a. Semana

Otros santos: Maximino de Tréveris, obispo; Sisinio de Trento y compañeros, mártires. Beato José Gérard, presbítero.

CON UNA PALABRA TUYA

1 R 8, 41-43; Ga 1,1-2. 6-10; Lc 7,1-10

La oración de Salomón al momento de la dedicación del templo reserva un lugar para los extranjeros. En el templo del Dios de Israel tiene que haber cabida para las gentes de buena voluntad de cualquier pueblo y nación: "también al extranjero que venga a rezar en este templo, escúchalo tú desde el cielo... haz lo que te pida". La suplica de Salomón no siempre fue cumplida, porque la historia de Israel estuvo marcada por periodos de cerrazón y de cierta apertura a los extranjeros. Sin embargo, en el proceder del Señor Jesús sí advertimos un trato incluyente y generoso con los extranjeros. El capitán romano no fue desdeñado por causa de su origen y aunque ejercía cierta función de patronazgo con la gente de Cafarnaúm, puesto que les había apoyado en la construcción de la sinagoga, Jesús se decidió a atenderlo para hacerlo partícipe de la bondad del Padre y en manera alguna lo hizo para reproducir la dinámica de la retribución como le aconsejaban los habitantes de Cafarnaúm.

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 24, 16. 18

Mírame, Señor, y ten piedad de mí, que estoy solo y afligido. Ve mi pequeñez y mis trabajos, y perdona todos mis pecados, Dios mío.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, cuya providencia no se equivoca en sus designios, te rogamos humildemente que apartes de nosotros todo lo que pueda causarnos algún daño y nos concedas lo que pueda sernos de provecho. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Cuando los extranjeros oran al Señor, él los escucha.

Del primer libro de los Reyes: 8, 41-43

En el templo que había construido en Jerusalén, Salomón elevó a Dios esta plegaria: "Los extranjeros oirán hablar de tu gran nombre, de la fuerza de tu mano y de tu brazo protector. Cuando uno de ellos, no israelita, atraído por la fama de tu nombre, venga de un país distante para orar, escúchalo tú desde el cielo, tu morada, y concédele todo lo que él te pida. Así te conocerán y temerán todos los pueblos de la tierra, lo mismo que tu pueblo, Israel, y sabrán que este templo que he construido, está dedicado a tu nombre".
Palabra de Dios.Te alabamos, Señor.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 116, 1.2

R/. Que aclamen al Señor todos los pueblos.

Que alaben al Señor todas las naciones, que lo aclamen todos los pueblos. R/.
Porque grande es su amor hacia nosotros y su fidelidad dura por siempre. R/.

SEGUNDA LECTURA

El que busca agradar a los hombres, no es servidor de Cristo.

De la carta del apóstol san Pablo a los gálatas: 1, 1-2. 6-10

Yo, Pablo, apóstol no enviado por hombres ni por intermediarios humanos, sino por Cristo Jesús y por Dios Padre, que lo resucitó de entre los muertos, y todos los hermanos que están conmigo dirigimos esta carta a las comunidades cristianas de Galacia.
Me extraña mucho que tan fácilmente hayan abandonado ustedes a Dios Padre, quien los llamó a vivir en la gracia de Cristo y que sigan otro Evangelio. No es que exista otro Evangelio; lo que pasa es que hay algunos que los perturban a ustedes, tratando de cambiar el Evangelio de Cristo.
Pero, sépanlo bien: si alguien, yo mismo o un ángel enviado del cielo, les predicara un Evangelio distinto del que les hemos predicado, que sea maldito. Se lo acabo de decir, pero se lo repito: Si alguno les predica un Evangelio distinto del que ustedes han recibido, que sea maldito.
¿A quién creen que trato de agradar con lo que acabo de decir? ¿A Dios o a los hombres? ¿Acaso es ésta la manera de congraciarse con los hombres? Si estuviera buscando agradarles a ustedes no sería servidor de Cristo.Palabra de Dios.Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Jn 3, 16
R/. Aleluya, aleluya.

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna. R/.

EVANGELIO

Ni en Israel he hallado una fe tan grande.

Del santo Evangelio según san Lucas: 7, 1-10

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar a la gente, entró en Cafarnaúm. Había allí un oficial romano, que tenía enfermo y a punto de morir a un criado muy querido. Cuando le dijeron que Jesús estaba en la ciudad, le envió a algunos de los ancianos de los judíos para rogarle que viniera a curar a su criado. Ellos, al acercarse a Jesús, le rogaban encarecidamente, diciendo: "Merece que le concedas ese favor, pues quiere a nuestro pueblo y hasta nos ha construido una sinagoga". Jesús se puso en marcha con ellos.
Cuando ya estaba cerca de la casa, el oficial romano envió unos amigos a decirle: "Señor, no te molestes, porque yo no soy digno de que tú entres en mi casa; por eso ni siquiera me atreví a ir personalmente a verte. Basta con que digas una sola palabra y mi criado quedará sano. Porque yo, aunque soy un subalterno, tengo soldados bajo mis órdenes y le digo a uno: '¡ve!, y va; a otro: ¡Ven!', y viene; y a mi criado: ¡Haz esto!', y lo hace".
Al oír esto, Jesús quedó lleno de admiración, y volviéndose hacia la gente que lo seguía, dijo: "Yo les aseguro que ni en Israel he hallado una fe tan grande". Los enviados regresaron a la casa y encontraron al criado perfectamente sano.Palabra del Señor.Gloria a ti, Señor Jesús.

Credo.

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos hermanos a Jesucristo, el Señor, y pidámosle que, recordando su promesa, escuche la oración de este pueblo reunido en su nombre.
Después de cada petición diremos: Escúchanos, Padre y aumenta nuestra fe.
Para que el Señor se acuerde del santo Padre, el Papa Francisco, de todos los obispos que predican la Palabra de Dios, de los presbíteros y diáconos y de todos los que en el mundo aman a Jesucristo,roguemos al Señor.
Para que el Señor se acuerde de los responsables de las naciones, los asista en su misión, haga desaparecer los proyectos de quienes buscan la guerra y dé fortaleza a quienes trabajan por la paz y el bien común.Roguemos al Señor.
Para que el Señor se acuerde de los ancianos y minusválidos, de los enfermos, de los que sufren y de los necesitados que esperen su ayuda; para que no se olvide de los presos, de los desterrados y de los que son perseguidos por su nombre,roguemos al Señor.
Para que el Señor, en su infinita misericordia se acuerde de todos nosotros, nos conceda un tiempo favorable y cosechas abundantes, nos otorgue el trabajo que necesitamos, abra su mano y nos sacie con sus bienes, ya que los ojos de todos están fijos en él,roguemos al Señor.
Dios todopoderoso y eterno, que en tu palabra has manifestado el poder y la fuerza que nos salva, escucha nuestras oraciones, haz que tu palabra se anuncie en todas las lenguas y en todas las culturas, que todos los hombres la acojan y que en ella encuentren su salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Llenos de confianza en tu bondad, acudimos, Señor, ante tu santo altar trayéndote nuestros dones, a fin de que, purificados por tu gracias, quedemos limpios por los mismos misterios que celebramos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 16, 6

Te invoco, Dios mío, porque tú me respondes; inclina tu oído y escucha mis palabras.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dirige, señor, con tu Espíritu, a quienes nutres con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, para que, dando testimonio de ti, no sólo de palabra, sino con las obras y de verdad, merezcamos entrar en el reino de los cielos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.-Los recientes conflictos en Siria, Irak, y otros países africanos han puesto sobre la mesa el problema de los refugiados y la urgencia de vivir la compasión y la solidaridad de manera más decidida y generosa. Más allá de las diferencias culturales, económicas y religiosas que separan a personas y culturas, seguimos reconociendo que todos formamos parte de una sola familia común. La capacidad de reaccionar eficaz y cálidamente con las personas que viven situaciones de emergencia es uno de los distintivos de lo que podemos llamar humanidad. Por más que las ideologías supremacistas y la globalización de la indiferencia nos empujen a cruzarnos de brazos, no podemos hacerlo. El mensaje de compasión incluyente que Jesús muestra al capitán romano y la confiada apertura con la cual éste se dirige a Jesús, nos animan a seguir abriendo nuestro corazón a los necesitados de cualquier condición.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por Año / Misal Catolico 2016 / Misal Catolico de mayo 2016

Publicado: 2021-09-16T20:10:28Z | Modificado: 2021-09-16T20:10:28Z