Santa Misa del día: Miercoles 27 de Junio de 2018

Nuestra Se√Īora del Perpetuo Socorro

Verde Feria [Memoria en la Rep√ļblica Mexicana], o Memoria de San Cirilo De Alejandr√≠a, obispo y doctor de la Iglesia* MR, pp. 736 (759). 866 (905) / Lecc II. p. 485

Otros santos: Beata Margarita Bays, laica.

La imagen, de origen oriental, de esa advocación de la santísima Virgen se venera en Roma y se remonta a los siglos XII o XIV Pío IX confió a los padres redentoristas la misión de difundir esta devoción, actualmente extendida por la mayoría de las Iglesias de Occidente, La santísima Virgen siempre está dispuesta a socorrernos. En occidente es conocida como la santísima Virgen de la Pasión.

BUENA PRODUCCI√ďN
2 Re 22. 8-13: 23. 1-3; Mt 7, 15-20

La atenci√≥n esmerada de una planta, la calidad de la tierra y el tipo de variedad elegida, aseguran una buena producci√≥n de frutos o semillas, seg√ļn sea el caso. Las buenas o malas cosechas no son el fruto de la casualidad. Lo sabe cualquiera que se haya dedicado a la agricultura. Tambi√©n lo sab√≠a el Se√Īor Jes√ļs: hay √°rboles p√©simos que no fructifican ni en calidad ni en cantidad y por fortuna, tambi√©n existen √°rboles √≥ptimos que dan frutos buenos en abundancia. De esta observaci√≥n de la vida rural, se vale el Se√Īor para animamos a responder generosamente a la acci√≥n amorosa que Dios realiza en nuestra vida. Dios ha sembrado a trav√©s de su Esp√≠ritu buenas semillas en nuestro coraz√≥n. Dependiendo de la acogida y la entrega que nosotros mostremos a esa siembra divina, as√≠ ser√° la cosecha de vida buena que generaremos en nuestra persona, en nuestra familia y en nuestra comunidad.

ANT√ćFONA DE ENTRADA

Te aclamamos, santa madre de Dios, porque has dado a luz al Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

ORACI√ďN COLECTA

Se√Īor nuestro Jesucristo, que en tu sant√≠sima Madre, la Virgen Mar√≠a, has querido darnos una madre dispuesta siempre a socorrernos, conc√©denos, por su intercesi√≥n maternal, experimentar en nosotros los frutos de tu redenci√≥n. T√ļ que vives y reinas con el Padre en la unidad del Esp√≠ritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El rey ley√≥ delante de todo el pueblo el libro de la alianza, encontrando en el templo, y renov√≥ la alianza en presencia del Se√Īor

Del segundo libro de los Reyes: 22, 8-13; 23, 1-3

Por aquel entonces, el sumo sacerdote Jilqu√≠as dijo a Saf√°n, delegado del rey Jos√≠as: "He hallado en el templo el libro de la ley". Jilqu√≠as entreg√≥ el libro a Saf√°n, quien lo ley√≥. Luego, Saf√°n fue a ver al rey y le rindi√≥ cuentas, diciendo: "Tus siervos han fundido el dinero del templo y se lo han entregado a los encargados de las obras". Y a√Īadi√≥: "El sacerdote Jilqu√≠as me ha entregado un libro". Y lo ley√≥ en presencia del rey.
Cuando el rey oy√≥ las palabras del libro de la ley, rasg√≥ sus vestiduras y orden√≥ al sacerdote Jilqu√≠as; a Ajicam, hijo de Saf√°n; a Akbor, hijo de Miqueas; al delegado Saf√°n y a Asa√≠as, ministro suyo: "Vayan a consultar lo que dice el Se√Īor acerca de m√≠, del pueblo y de todo Jud√° en este libro que se ha encontrado, pues el Se√Īor est√° enfurecido con nosotros, porque nuestros padres no escucharon las palabras de este libro y no cumplieron lo que en √©l est√° escrito".
Cuando ellos trajeron la respuesta, el rey convoc√≥ a todos los ancianos de Jud√° y de Jerusal√©n y se dirigi√≥ hacia el templo, acompa√Īado por los hombres de Jud√° y todos los habitantes de Jerusal√©n, los sacerdotes, los profetas y todo el pueblo, desde el m√°s peque√Īo hasta el m√°s grande, y les ley√≥ el libro de la alianza, hallado en el templo.
Despu√©s, de pie sobre el estrado y en presencia del Se√Īor, renov√≥ la alianza, comprometi√©ndose a seguir al Se√Īor y a cumplir sus preceptos, normas y mandatos, con todo el coraz√≥n y toda el alma, y a poner en vigor las palabras de esta alianza, escritas en el libro. Y todo el pueblo renov√≥ tambi√©n la alianza.
Palabra de Dios.¬†Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 118, 33. 34. 35. 36. 37. 40.

R/.¬†Mu√©stranos, Se√Īor, el camino de tus leyes.

Mu√©strame, Se√Īor, el camino de tus leyes y yo lo seguir√© con cuidado. Ens√©√Īame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo coraz√≥n.¬†R/.¬†
Guíame por la senda de tu ley, que es lo que quiero. Inclina mi corazón a tus preceptos, y no a la avaricia. R/. 
Aparta mis ojos de las vanidades, dame vida con tu palabra. Mira cómo anhelo tus decretos: dame vida con tu justicia. R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Jn 15, 4. 5
R/. Aleluya, aleluya.

Permanezcan en m√≠ y yo en ustedes, dice el Se√Īor; el que permanece en m√≠ da fruto abundante.¬†R/.

EVANGELIO

Por sus frutos los conocer√°n.

Del santo Evangelio seg√ļn san Mateo: 7, 15-20

En aquel tiempo, Jes√ļs dijo a sus disc√≠pulos: "Cuidado con los falsos profetas. Se acercan a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conocer√°n. ¬ŅAcaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos?
Todo árbol bueno da frutos buenos y el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos y un árbol malo no puede producir frutos buenos. Todo árbol que no produce frutos buenos es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los conocerán".
Palabra del Se√Īor.¬†Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Se√Īor, las oraciones de tu pueblo, junto con las ofrendas que te presentamos, para que, por la intercesi√≥n de santa Mar√≠a, la Madre de tu Hijo, ning√ļn buen prop√≥sito quede sin realizarse y ninguna de nuestras s√ļplicas quede sin respuesta. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Prefacio I-V de Santa Maria Virgen (en las misas votivas: en la conmemoración MR. pp. 526-530 (527-531).

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Cfr. Lc 11, 27

Dichoso el vientre de la Virgen María, que llevó al Hijo del eterno Padre.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Al recibir el sacramento celestial en la conmemoraci√≥n de la sant√≠sima Virgen Mar√≠a, te pedimos, Padre misericordioso, que, a imitaci√≥n suya, nos concedas ponernos dignamente al servicio del misterio de nuestra redenci√≥n. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que hiciste del obispo san Cirilo de Alejandría un invencible defensor de la maternidad divina de la santísima Virgen María, concede, a quienes la reconocemos como verdadera Madre de Dios, ser salvador por la encarnación de Jesucristo, tu Hijo. El que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2018 / Misal Catolico de junio 2018

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:33Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:33Z