Santa Misa del d├şa: Lunes 27 de Febrero de 2023

Morado Lunes I de Cuaresma MR, p. 194 (213) Lecc. I, p. 707

Otros santos: Gabriel de la Virgen de los Dolores, novicio de la Congregaci├│n de la Pasi├│n; Gregorio de Narek, monje y doctor de la Iglesia Universal. Beata Mar├şa Caridad del Esp├şritu Santo Brader, virgen fundadora.

EL CIELO ESTRELLADO Y LA LEY MORAL Lev 19.1-2. 11-18. Sal 18: Mt 25. 31-44

El salmo 18 est├í compuesto por dos partes que se complementan muy bien. La primera parte, que no recitamos como salmo responsorial hoy, alaba la magnificencia del universo f├şsico que nos manifiesta la hermosura, poder y sabidur├şa de Dios. La segunda parte, que es nuestro responsorial en esta liturgia, alaba la magnificencia de la Ley divina, porque nos manifiesta su grandeza moral. Es justo que recitemos esta segunda parte durante una temporada lit├║rgica que nos impulsa a mejorar nuestra vida moral. Sin embargo, no tenemos que perder de vista el hecho de que la grandeza divina se encuentra en toda su obra. Como dijo el pensador alem├ín Immanuel Kant (1724-1804), dos cosas llenan mi ├ínimo de creciente admiraci├│n y respeto a medida que pienso y profundizo en ellas: el cielo estrellado sobre m├ş y la ley moral dentro de m├ş.

ANT├ŹFONA DE ENTRADA Sal 122, 2-3

Como est├ín los ojos de los esclavos, fijos en las manos de sus se├▒ores, as├ş est├ín nuestros ojos fijos en el Se├▒or, Dios nuestro, esperando su misericordia. Ten piedad de nosotros, Se├▒or, ten piedad.

ORACIÓN COLECTA

Convi├ęrtenos, Dios, Salvador nuestro, y para que nos sean provechosas las pr├ícticas cuaresmales, ilumina nuestro esp├şritu con la sabidur├şa del cielo. Por nuestro Se├▒or Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Juzga a tu pr├│jimo con justicia.

Del libro del Lev├ştico: 19, 1-2. 11-18

En aquellos d├şas, dijo el Se├▒or a Mois├ęs: Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: Sean santos, porque yo, el Se├▒or, soy santo. No hurtar├ín. No mentir├ín ni enga├▒ar├ín a su pr├│jimo. No jurar├ín en falso por mi nombre; eso ser├şa profanar el nombre de su Dios. Yo soy el Se├▒or. No oprimas ni explotes a tu pr├│jimo. No retengas hasta el d├şa siguiente el salario del que trabaja para ti. No maldigas al sordo, ni pongas tropiezos ante el ciego. Teme a tu Dios. Yo soy el Se├▒or. No seas injusto en la sentencia, ni por favorecer al pobre ni por respeto al poderoso. Juzga con justicia a tu pr├│jimo. No andes calumniando a los tuyos ni des testimonio contra la vida de tu pr├│jimo. Yo soy el Se├▒or. No odies a tu hermano ni en lo secreto de tu coraz├│n. Trata de corregirlo, para que no cargues t├║ con su pecado. No te vengues ni guardes rencor a los hijos de tu pueblo. Ama a tu pr├│jimo como a ti mismo. Yo soy el Se├▒or .Palabra de Dios.Te alabamos, Se├▒or.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 18, 8. 9. 10. 15.R/. Tus palabras, Se├▒or, son esp├şritu y vida.

La ley del Se├▒or es perfecta del todo y reconforta el alma; inmutables son las palabras del Se├▒or y hacen sabio al sencillo.R/. En los mandamientos del Se├▒or hay rectitud y alegr├şa para el coraz├│n; son luz los preceptos del Se├▒or para alumbrar el camino.R/. La voluntad del Se├▒or es santa y para siempre estable; los mandatos del Se├▒or son verdaderos y enteramente justos.R/. Que te sean gratas las palabras de mi boca y los anhelos de mi coraz├│n. Haz, Se├▒or, que siempre te busque, pues eres mi refugio y salvaci├│n.R/.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO 2 Cor 6, 2R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Ahora es el tiempo favorable, ahora es el d├şa de la salvaci├│n.R/.

EVANGELIO

Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.

Del santo Evangelio seg├║n san Mateo: 25, 31-46

En aquel tiempo, Jes├║s dijo a sus disc├şpulos: Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompa├▒ado de todos sus ├íngeles, se sentar├í en su trono de gloria. Entonces ser├ín congregadas ante ├ęl todas las naciones, y ├ęl apartar├í a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondr├í a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Entonces dir├í el rey a los de su derecha: Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesi├│n del Reino preparado para ustedes desde la creaci├│n del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento. y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme. Los justos le contestar├ín entonces: Se├▒or, cu├índo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? Cu├índo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? Cu├índo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?. Y el rey les dir├í: Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el m├ís insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron. Entonces dir├í tambi├ęn a los de su izquierda: Ap├írtense de m├ş, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ├íngeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron. Entonces ellos le responder├ín: Se├▒or, cu├índo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?. Y ├ęl les replicar├í: Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos m├ís insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo. Entonces ir├ín ├ęstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.Palabra del Se├▒or.Gloria a ti, Se├▒or Jes├║s.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que te sean gratas, Se├▒or, nuestras filiales ofrendas; que santifiquen, por tu gracia, nuestra vida y nos obtengan tu bondadoso perd├│n. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Prefacio IV de Cuaresma, M R, pp. 497-501 (493-497).

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Mt 25, 40. 34

En verdad les digo que cuanto hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron, dice el Señor. Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te rogamos, Se├▒or, que al recibir tu sacramento, experimentemos tu auxilio para el alma y el cuerpo, y as├ş, restaurado todo nuestro ser, alcancemos la plenitud de la salvaci├│n. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO.

Opcional.

Ilumina a tu pueblo, Se├▒or, con la claridad de tu luz, para que pueda descubrir lo que debe hacer y sea capaz de realizar lo que es recto. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A├▒o / Misal Catolico 2023 / Misal Catolico de febrero 2023

Misal de Hoy Publicado: 2023-11-27T19:31:20Z | Modificado: 2023-11-27T19:31:20Z