Santa Misa del d├şa: Lunes 24 de Septiembre de 2018

Nuestra Se├▒ora de la Merced

Verde / Blanco De Feria o MR p. 415 (413) / Lecc. II. p. 816 MVM N┬░ 43 p. 194

Otros santos: Anatolio de Milán, obispo; Gerardo Sagredo, mártir.

NO NIEGUES UN FAVOR 
Prov 3, 27-34; Lc 8, 16-18

El exhorto evang├ęlico relativo al testimonio cristiano, sugiere vivir la fe con trasparencia y sencillez Las l├ímparas est├ín para generar luz, los cristianos para comunicar nuestra experiencia del encuentro con Dios. Ese compromiso se articula de manera especial a trav├ęs de los hechos y no tanto por medio de las palabras. Una manera de concretar ese testimonio es la que nos sugiere el autor del libro de los Proverbios. La vida buena de aquel que verdaderamente pueda ser llamado sabio implica practicar la generosidad y la solidaridad con quienes nos solicitan un favor. En la medida que dispongamos de recursos, podremos tender la mano a quien carece de los mismos. Por otra parte, el autor tambi├ęn nos invita a proceder de manera pac├şfica, sin recurrir a la violencia; para resolver nuestros conflictos. En una sociedad inclinada al uso de la fuerza desmedida podremos ser ciudadanos art├şfices del di├ílogo y la convivencia pac├şfica.

ANT├ŹFONA DE ENTRADA Sal 95. 1. 6

Canten al Señor un cántico nuevo, hombres de toda la tierra, canten al Señor. Hay brillo y esplendor en su presencia, y en su templo, belleza y majestad.

Se dice Gloria

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, dirige nuestros pasos de manera que podamos agradarte en todo y as├ş merezcamos en nombre de tu Hijo amado, abundar en toda clase de obras buenas. Por nuestro Se├▒or Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El Se├▒or es amigo del hombre justo.

Del libro de los Proverbios: 3, 27-34

Hijo m├şo, no le niegues un favor a quien lo necesita, si lo puedes hacer. Si le puedes dar ahora a tu pr├│jimo lo que te pide, no le digas: "Vete y vuelve ma├▒ana". No pienses en hacerle da├▒o a tu pr├│jimo, que ha puesto su confianza en ti. Con nadie entables pleito sin motivo, si no te ha hecho ning├║n da├▒o.
No envidies al hombre malvado ni imites nunca sus acciones, porque el Señor aborrece a los perversos y es amigo del hombre justo. El Señor maldice la casa del malvado y llena de bendiciones la del justo. El Señor se burla de aquellos que se burlan y con los humildes se muestra bondadoso. Los sensatos recibirán honores y los insensatos, ignominia. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.


SALMO RESPONSORIAL 
Del salmo 14, 2-3ab. 3 cd-4ab. 5

R/. ┬┐Qui├ęn ser├í grato a tus ojos, Se├▒or?

El hombre que procede honradamente y obra con justicia; el que es sincero en todas sus palabras y con su lengua a nadie desprestigia. R/.
Quien no hace mal al pr├│jimo ni difama al vecino; quien no ve con aprecio a los malvados, pero honra a quienes temen al Alt├şsimo.┬áR/.
Quien presta sin usura y quien no acepta sobornos en perjuicio de inocentes, ├ęse ser├í agradable a los ojos de Dios eternamente.┬áR/.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Mt 5, 16
R/. Aleluya, aleluya.

Que brille la luz de ustedes ante los hombres dice el Señor, para que viendo las obras buenas que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos. R/

EVANGELIO

La vela se pone en el candelero, para que los que entren puedan ver

Del santo Evangelio seg├║n san Lucas: 8,16-18

En aquel tiempo, Jes├║s dijo a la multitud: "Nadie enciende una vela y la tapa con alguna vasija o la esconde debajo de la cama, sino que la pone en un candelero, para que los que entren puedan ver la luz. Porque nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse p├║blico.
F├şjense, pues, si est├ín entendiendo bien, porque al que tiene se le dar├í m├ís; pero al que no tiene se le quitar├í aun aquello que cree tener".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Se├▒or, benignamente, nuestros dones, y santif├şcalos, a fin de que nos sirvan para nuestra salvaci├│n. Por Jesucristo nuestro Se├▒or.

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Cfr. Sal 33,6

Acudan al Señor; quedarán radiantes y sus rostros no se avergonzarán.

O bien: Jn 8, 12

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue, no camina en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Conc├ędenos, Dios todopoderoso, que al experimentar el efecto vivificante de tu gracia, nos sintamos siempre dichosos por este don tuyo. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Nuestra Se├▒ora de la Merced MVM N┬░ 43 p. 194 / Lecc: II p. 827

Entre las familias religiosas dedicadas con vinculo especial a la Madre de Cristo, se cuenta la Orden de Nuestra Se├▒ora, la Virgen Mar├şa de la Merced que fund├│ san Pedro Nolasco (1256) para la redenci├│n de los cautivos cristianos, el a├▒o 1218, en Barcelona, despu├ęs de haber consultado a san Raimundo de Pe├▒afort (1275) y a Jaime I (1276), rey de Arag├│n. La sant├şsima Virgen es venerada con el t├ştulo ┬źde la Merced┬╗, sobre todo en los territorios de Arag├│n y Catalu├▒a y en muchos lugares de la Am├ęrica latina. Los textos de esta misa se han tomado del Proprium missarum Ordinis buba Mariae Virginis de Mercede, Curia General de la Orden, Roma 1976, pp 26-28. 50.

ANT├ŹFONA DE ENTRADA Lc 1, 46a. 54-55a

Proclama mi alma la grandeza del Se├▒or, porque auxilia a Israel, su siervo, acord├índose de la misericordia, como lo hab├şa prometido a nuestros padres.

ORACIÓN COLECTA

Padre misericordioso, que enviaste al mundo a tu Hijo Jesucristo, Redentor de los hombres, con la maternal cooperaci├│n de la Virgen Mar├şa, concede a cuantos la invocamos con el t├ştulo de la Merced mantenernos en la verdadera libertad de hijos que Cristo Se├▒or nos mereci├│ con su sacrificio, y ofrecerla incansablemente a todos los hombres. Por nuestro Se├▒or Jesucristo...


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Se├▒or, las ofrendas de tu pueblo, que celebra la obra de la inmensa caridad de Cristo, y conf├şrmanos en el amor a ti y al pr├│jimo, con el ejemplo de la gloriosa Virgen Maria. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Jn 2, 5

La madre de Jes├║s dijo a los sirvientes: ┬źHaced lo que ├ęl diga┬╗.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Recibido el sacramento de la redenci├│n y de la vida, te pedimos, Se├▒or, por intercesi├│n de la Virgen Maria de la Merced, nuestra Madre amant├şsima y celestial Patrona, que nos concedas cooperar m├ís intensamente al misterio de la salvaci├│n de los hombres, y ser admitidos en la gloria de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A├▒o / Misal Catolico 2018 / Misal Catolico de septiembre 2018

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:33Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:33Z