Santa Misa del día: Miercoles 22 de Abril de 2020

Blanco Miércoles II de Pascua MR, p. 355 (356) / Lecc. I, p. 877

Otros santos: Agapito I, LII pontífice; Beatos: Francisco Venimbene de Fabriano, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores; Ndoc Suma, presbítero y mártir.

PARA QUE EL MUNDO SE SALVE
Hech 5, 17-26; Jn 3, 16-21

El relato de la captura de los ap√≥stoles a manos del Sanedr√≠n y la consecuente prohibici√≥n de proclamar el nombre de Jes√ļs en Jerusal√©n se estrellan con la perseverante firmeza de los ap√≥stoles que no desisten en su decisi√≥n de proclamar el mensaje de salvaci√≥n, a pesar de los maltratos y amenazas. Su conducta no deriva de alg√ļn tipo de fanatismo, ni de la cerraz√≥n mental, sino de la misma certeza que nos comparte el cuarto Evangelio: ellos saben que Jes√ļs fue enviado por el Padre para salvarnos. Todos los dem√°s valores, a saber, la seguridad o el bienestar personal, el prestigio, y el respeto de la autoridad, quedan subordinados al cumplimiento de su misi√≥n. Quien ha experimentado el amor de Dios no puede callarse, necesita testimoniar una vivencia tan significativa.

ANT√ćFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 17, 50; 21, 23

Te alabar√©, Se√Īor, ante las naciones y anunciar√© tu nombre a mis hermanos. Aleluya.

ORACI√ďN COLECTA

Al conmemorar cada a√Īo los misterios por los que devolviste a la naturaleza humana su dignidad original y le infundiste la esperanza de la resurrecci√≥n, te suplicamos, Se√Īor, confiadamente, que en tu clemencia, nos concedas recibir con perpetuo amor lo que conmemoramos llenos de fe. Por nuestro Se√Īor Jesucristo ...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Los hombres que hab√≠an metido en la c√°rcel est√°n en el templo, ense√Īando al pueblo.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 5,17-26

En aquellos d√≠as, el sumo sacerdote y los de su partido, que eran los saduceos, llenos de ira contra los ap√≥stoles, los mandaron aprehender y los metieron en la c√°rcel. Pero durante la noche, un √°ngel del Se√Īor les abri√≥ las puertas, los sac√≥ de ah√≠ y les dijo: "Vayan al templo y p√≥nganse a ense√Īar al pueblo todo lo referente a esta nueva vida". Para obedecer la orden, se fueron de madrugada al templo y ah√≠ se pusieron a ense√Īar.
Cuando llegó el sumo sacerdote con los de su partido convocaron al sanedrín, es decir, a todo el senado de los hijos de Israel, y mandaron traer de la cárcel a los presos. Al llegar los guardias a la cárcel, no los hallaron y regresaron a informar: "Encontramos la cárcel bien cerrada y a los centinelas en sus puestos, pero al abrir no encontramos a nadie adentro".
Al o√≠r estas palabras, el jefe de la guardia del templo y los sumos sacerdotes se quedaron sin saber qu√© pensar; pero en ese momento lleg√≥ uno y les dijo: "Los hombres que hab√≠an metido en la c√°rcel est√°n en el templo, ense√Īando al pueblo".
Entonces el jefe de la guardia, con sus hombres, trajo a los ap√≥stoles, pero sin violencia, porque tem√≠an ser apedreados por el pueblo.¬†Palabra de Dios.¬†Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 33,2-3.4-5.6-7.8-9.
R/. Haz la prueba y ver√°s qu√© bueno es el Se√Īor. Aleluya.

Bendecir√© al Se√Īor a todas horas, no cesar√° mi boca de alabarlo. Yo me siento orgulloso del Se√Īor que se alegre su pueblo al escucharlo.¬†R/.
Proclamemos la grandeza del Se√Īor y alabemos todos juntos su poder. Cuando acud√≠ al Se√Īor, me hizo caso y me libr√≥ de todos mis temores.¬†R/.
Conf√≠a en el Se√Īor y saltar√°s de gusto, jam√°s te sentir√°s decepcionado, porque el Se√Īor escucha el clamor de los pobres y los libra de todas sus angustias.¬†R/.
Junto a aquellos que temen al Se√Īor el √°ngel del Se√Īor acampa y los protege. Haz la prueba y ver√°s qu√© bueno es el Se√Īor. Dichoso el hombre que se refugia en √©l.¬†R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Jn 3, 16
R/. Aleluya, aleluya.

Tanto am√≥ Dios al mundo, que le entreg√≥ a su Hijo √ļnico, para que el que crea en √©l, tenga vida eterna.¬†R/.

EVANGELIO

Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salve por él.

Del santo Evangelio seg√ļn san Juan: 3, 16-21

"Tanto am√≥ Dios al mundo, que le entreg√≥ a su Hijo √ļnico, para que todo el que crea en √©l no perezca, sino que tenga la vida eterna. Porque Dios no envi√≥ a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por √©l. El que cree en √©l no ser√° condenado; pero el que no cree ya est√° condenado por no haber cre√≠do en el Hijo √ļnico de Dios.
La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio, el que obra el bien
conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras est√°n hechas seg√ļn Dios".¬†Palabra del Se√Īor.¬†Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, que por el santo valor de este sacrificio nos hiciste participar de tu misma y gloriosa vida divina, conc√©denos que, as√≠ como hemos conocido tu verdad, de igual manera vivamos de acuerdo con ella. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Prefacio I- V de Pascua, pp. 504-508 (500-504).

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Cfr. Jn 15, 16. 19

Yo los eleg√≠ del mundo, dice el Se√Īor, y los destin√© para que vayan y den fruto, y su fruto permanezca. Aleluya.

ORACI√ďN DESPUES DE LA COMUNI√ďN

Se√Īor, mu√©strate benigno con tu pueblo, y ya que te dignaste alimentarlo con los misterios celestiales, hazlo pasar de su antigua condici√≥n de pecado a una vida nueva. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2020 / Misal Catolico de abril 2020

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:51Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:51Z