Santa Misa del día: Miercoles 16 de Noviembre de 2022

Verde / Blanco De Feria, Misa por los cristianos perseguidos Memoria de santa Margarita de Escocia* o Memoria de santa Gertrudis, virgen** MR, p. 1129 (1l21) / Lecc. II, p. 1019

Otros santos: Inés de Asís, abadesa de la Orden de Santa Clara. Beato José Marxen, sacerdote y mártir.

QUI√ČN ES EL VERDADERO SENOR DEL UNIVERSO? Apoc 4,1-11; Sal 150; Lc 19, 11-28

La pregunta que preocupa en los cap√≠tulos 4 y 5 del libro del Apocalipsis es: qui√©n es el verdadero se√Īor del universo?. La respuesta es clara, si se sabe leer el simbolismo. El cap√≠tulo 4 se abre con una visi√≥n de la corte celestial: el autor simboliza el cielo corno una corte imperial. Sentado en un trono, Dios est√° rodeado por el brillo de las m√°s rutilantes piedras preciosas, como una aureola crom√°tica, es Luz de luz, la suprema belleza. El arco iris que lo envuelve es corno el brillante anillo de la alianza de paz que ha establecido con toda la humanidad (cfr. G√©n 9, 13-15). No hay duda de que Dios es el que manda en el universo. Este es un mensaje esperanzador para los cristianos primitivos, perseguidos por el emperador romano, y para todos los que viven en reg√≠menes injustos.

ANT√ćFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 73, 20. 19. 22. 23

Acu√©rdate, Se√Īor de tu alianza y no abandones sin remedio la vida de tus pobres. Lev√°ntate, se√Īor, defiende tu causa y no olvides los ruegos de aquellos que te imploran.

O bien: Hech 12,5

Mientras Pedro estaba en la cárcel, la comunidad no cesaba de orar a Dios por él.

ORACI√ďN COLECTA

Se√Īor Dios, que en tu inescrutable providencia quieres asociar a tu Iglesia a la pasi√≥n de tu Hijo, concede a tus fieles que son perseguidos a causa de tu nombre, el esp√≠ritu de paciencia y caridad, para que sean hallados testigos fieles y veraces de tus promesas. Por nuestro Se√Īor Jesucristo ...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Santo es el Se√Īor, Dios todopoderoso, el que era, el que es y el que ha de venir.

Del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan: 4, 1-11

Yo, Juan, tuve una visi√≥n: Vi una puerta abierta en el cielo, y la voz que hab√≠a o√≠do antes, semejante al sonido de una trompeta, me habl√≥ y me dijo: Sube hacia ac√° y te ense√Īar√© lo que va a suceder despu√©s. Entonces fui arrebatado en esp√≠ritu y vi un trono puesto en el cielo, y alguien estaba sentado en el trono. El que estaba sentado en el trono brillaba con destellos rojos, como una piedra preciosa transparente, y un resplandor como de esmeralda rodeaba el trono. Alrededor de este trono vi otros veinticuatro tronos, y en los tronos estaban sentados veinticuatro ancianos, vestidos con t√ļnicas blancas y con coronas de oro sobre sus cabezas. Del trono sal√≠an rel√°mpagos y truenos poderosos. Siete l√°mparas de fuego, que son los siete esp√≠ritus de Dios, ard√≠an frente al trono, y delante de √©l hab√≠a una especie de mar transparente, como de cristal. En el centro, alrededor del trono, hab√≠a cuatro seres vivientes, llenos de ojos por delante y por detr√°s. El primer ser viviente se parec√≠a a un le√≥n; el segundo, a un toro; el tercero ten√≠a cara de hombre, y el cuarto parec√≠a un √°guila en vuelo. Los cuatro seres vivientes ten√≠an seis alas cada uno y estaban llenos de ojos por dondequiera. y no se cansaban de repetir d√≠a y noche: Santo, santo, santo es el Se√Īor, Dios todopoderoso, el que era, el que es y el que ha de venir. Y cada vez que los seres vivientes alababan, bendec√≠an y glorificaban al que est√° sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postraban delante del que est√° sentado en el trono, adoraban al que vive por los siglos de los siglos, y depositaban sus coronas ante el trono, diciendo: Se√Īor y Dios nuestro, t√ļ mereces recibir la gloria, el honor y el poder, porque t√ļ has creado todas las cosas: t√ļ has querido que ellas existieran y fueron creadas. Palabra de Dios.Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 150, 1-2. 3-4. 5-6.R/. Alabemos al Se√Īor con alegr√≠a.

Alabemos al Se√Īor en su templo, alabemos al Se√Īor en su augusto firmamento. Alab√©moslo por sus obras magn√≠ficas, alab√©moslo por su inmensa grandeza. R/. Alab√©moslo tocando trompetas, alab√©moslo con arpas y c√≠taras. Alab√©moslo con tambores y danzas, alab√©moslo con cuerdas y flautas. R/. Alab√©moslo con platillos sonoros, alab√©moslo con platillos vibrantes. Que todo ser viviente alabe al Se√Īor.R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Jn 15. 16R/. Aleluya, aleluya.

Yo los he elegido del mundo, dice el Se√Īor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.R/.

EVANGELIO

Por qué no pusiste mi dinero en el banco?

Del santo Evangelio seg√ļn san Lucas: 19, 11-28

En aquel tiempo, como ya se acercaba Jes√ļs a Jerusal√©n y la gente pensaba que el Reino de Dios iba a manifestarse de un momento a otro, √©l les dijo esta par√°bola: Hab√≠a un hombre de la nobleza que se fue a un pa√≠s lejano para ser nombrado rey y volver como tal. Antes de irse, mand√≥ llamar a diez empleados suyos, les entreg√≥ una moneda de mucho valor a cada uno y les dijo: Inviertan este dinero mientras regreso. Pero sus compatriotas lo aborrec√≠an y enviaron detr√°s de √©l a unos delegados que dijeran: No queremos que √©ste sea nuestro rey. Pero fue nombrado rey, y cuando regres√≥ a su pa√≠s, mand√≥ llamar a los empleados a quienes hab√≠a entregado el dinero, para saber cu√°nto hab√≠a ganado cada uno. Se present√≥ el primero y le dijo: Se√Īor, tu moneda ha producido otras diez monedas. √Čl le contest√≥: Muy bien. Eres un buen empleado. Puesto que has sido fiel en una cosa peque√Īa, ser√°s gobernador de diez ciudades. Se present√≥ el segundo y le dijo: Se√Īor, tu moneda ha producido otras cinco monedas. Y el se√Īor le respondi√≥: T√ļ ser√°s gobernador de cinco ciudades. Se present√≥ el tercero y le dijo: Se√Īor, aqu√≠ est√° tu moneda. La he tenido guardada en un pa√Īuelo, pues te tuve miedo, porque eres un hombre exigente, que reclama lo que no ha invertido y cosecha lo que no ha sembrado. El se√Īor le contest√≥: Eres un mal empleado. Por tu propia boca te condeno. T√ļ sab√≠as que yo soy un hombre exigente, que reclamo lo que no he invertido y que cosecho lo que no he sembrado, por qu√©, pues, no pusiste mi dinero en el banco para que yo, al volver, lo hubiera recobrado con intereses?. Despu√©s les dijo a los presentes: Qu√≠tenle a √©ste la moneda y d√©nsela al que tiene diez. Le respondieron: Se√Īor, ya tiene diez monedas. √Čl les dijo: Les aseguro que a todo el que tenga se le dar√° con abundancia, y al que no tenga, aun lo que tiene se le quitar√°. En cuanto a mis enemigos, que no quer√≠an tenerme como rey, tr√°iganlos aqu√≠ y m√°tenlos en mi presencia . Dicho esto, Jes√ļs prosigui√≥ su camino hacia Jerusal√©n al frente de sus disc√≠pulos. Palabra del Se√Īor.Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Se√Īor, nuestras humildes oraciones y ofrendas, y concede a cuantos padecen persecuci√≥n de los hombres, por servirte fielmente, que se alegren de estar asociados al sacrificio de tu Hijo Jesucristo y sepan que sus nombres est√°n escritos en el cielo, entre aquellos que est√°n elegidos. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN M5,

Dichosos ser√°n ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa m√≠a, dice el Se√Īor. Al√©grense y salten de contento porque su premio ser√° grande en los cielos.

O bien: Mt, 10, 32

A quien me reconozca delante de los hombres, yo tambi√©n lo reconocer√© ante mi Padre, que est√° en los cielos, dice el Se√Īor.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Por la fuerza de este sacramento, Se√Īor, fortalece en la verdad a tus siervos y concede a aquellos fieles que se hallan en la tribulaci√≥n que, cargando su cruz detr√°s de tu Hijo, puedan, en medio de las adversidades, gloriarse sin cesar del nombre de cristianos. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

O bien:

*Memoria de santa Margarita de Escocia MR, p. 880 (868)Nace en Hungr√≠a (hacia 1046) y en 1070 se convierte en reina de Escocia, casada con Malcolm III, con quien tuvo ocho hijos. Influy√≥ profundamente en su marido y en la renovaci√≥n religiosa de todo su pueblo, por su cultura, su tacto pol√≠tico y su espl√©ndida caridad. Separados por la distancia de unos cuantos d√≠as, murieron estos reyes, en 1093. Del Com√ļn de santos y santas: para los que hicieron obras de misericordia, MR, p. 976 (968).

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que hiciste admirable a santa Margarita de Escocia por su extraordinaria caridad hacia los pobres, conc√©denos, por su intercesi√≥n y siguiendo su ejemplo, que reflejemos entre los hombres la imagen de tu bondad. Por nuestro Se√Īor Jesucristo ...

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que te preparaste una grata morada en el coraz√≥n de santa Gertrudis, virgen, por su intercesi√≥n ilumina las tinieblas de nuestro coraz√≥n, para que podamos experimentar, con alegr√≠a, tu presencia y tu acci√≥n en nosotros. Por nuestro Se√Īor Jesucristo ...

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2022 / Misal Catolico de noviembre 2022

Misal de Hoy Publicado: 2022-10-31T19:04:34Z | Modificado: 2022-10-31T19:04:34Z