Santa Misa del d├şa: Lunes 11 de Marzo de 2019

Morado Lunes I de Cuaresma MR. p. 194 (213) Lecc. I p. 707

Otros santos:┬áPionio de Esmirna, sacerdote y m├írtir; Domingo Cam, sacerdote de la Orden de los Frailes Predicadores y m├írtir. Beato Juan Kearney, presb├ştero franciscano y m├írtir.

CABRAS Y OVEJAS
Lev. 19, 1-2. 11-18; Mt 25, 31-46

El libro del Lev├ştico ofrece una serie de normas negativas: proh├şbe explotar, oprimir, odiar, robar y defraudar a los hermanos. Quien respete los l├şmites marcados por la voluntad de Dios, aprende a respetarla dignidad de toda persona. Quien no traspasa las coordenadas justas que Dios establece, aprender├í con un poco de m├ís esfuerzo y dedicaci├│n a amar tambi├ęn a su hermano. Esa cara de la realidad descrita por las leyes del Lev├ştico, necesita completarse con la cara que nos ofrece el Se├▒or Jes├║s en el Evangelio de san Mateo. No basta con abstenerse de hacer el mal, es necesario tomar una actitud proactiva ante los hermanos que padecen cualquier tipo de adversidad: hambrientos, migrantes, prisioneros trasparentan el rostro sufriente de Jes├║s. Quien los sirva y atienda, ser├í invitado a participar en la fiesta gloriosa del Se├▒or glorioso.

ANT├ŹFONA DE ENTRADA Sal 122 2-3

Como est├ín los ojos de los esclavos, fijos en las manos de sus se├▒ores, as├ş est├ín nuestros ojos fijos en el Se├▒or, Dios nuestro, esperando su misericordia. Ten piedad de nosotros, Se├▒or, ten piedad.

ORACIÓN COLECTA

Convi├ęrtenos, Dios, Salvador nuestro, y para que nos sean provechosas las pr├ícticas cuaresmales, ilumina nuestro esp├şritu con la sabidur├şa del cielo. Por nuestro Se├▒or Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Juzga a tu pr├│jimo con justicia.

Del libro del Lev├ştico: 19, 1-2. 11-18

En aquellos d├şas, dijo el Se├▒or a Mois├ęs: "Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: 'Sean santos, porque yo, el Se├▒or, soy santo. No hurtar├ín. No mentir├ín ni enga├▒ar├ín a su pr├│jimo. No jurar├ín en falso por mi nombre; eso ser├şa profanar el nombre de su Dios. Yo soy el Se├▒or. No oprimas ni explotes a tu pr├│jimo. No retengas hasta el d├şa siguiente el salario del que trabaja para ti. No maldigas al sordo, ni pongas tropiezos ante el ciego. Teme a tu Dios. Yo soy el Se├▒or.
No seas injusto en la sentencia, ni por favorecer al pobre ni por respeto al poderoso. Juzga con justicia a tu pr├│jimo. No andes calumniando a los tuyos ni des testimonio contra la vida de tu pr├│jimo. Yo soy el Se├▒or.
No odies a tu hermano ni en lo secreto de tu corazón. Trata de corregirlo, para que no cargues tú con su pecado. No te vengues ni guardes rencor a los hijos de tu pueblo. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor' ".Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.


SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 18, 8. 9. 10. 15

R/. Tus palabras, Se├▒or, son esp├şritu y vida.

La ley del Señor es perfecta del todo y reconforta el alma, inmutables son las palabras del Señor y hacen sabio al sencillo. R/.
En los mandamientos del Se├▒or hay rectitud y alegr├şa para el coraz├│n; son luz los preceptos del Se├▒or para alumbrar el camino.┬áR/.
La voluntad del Señor es santa y para siempre estable; los mandatos del Señor son verdaderos y enteramente justos. R/.
Que te sean gratas las palabras de mi boca y los anhelos de mi corazón. Haz Señor, que siempre te busque, pues eres mi refugio y salvación. R/.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO 2 Co 6, 2
R/. Honor y gloria a ti, Se├▒or Jes├║s.

├ëste es el tiempo favorable, ├ęste es el d├şa de la salvaci├│n.┬áR/.

EVANGELIO

Cuando lo hicieron con el más significante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.

Del santo Evangelio seg├║n san Mateo: 25, 31-46

En aquel tiempo, Jes├║s dijo a sus disc├şpulos: "Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompa├▒ado de todos sus ├íngeles, se sentar├í en su trono de gloria. Entonces ser├ín congregadas ante ├ęl todas las naciones, y ├ęl apartar├í a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondr├í a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda.
Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme'. Los justos le contestarán entonces: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?'. Y el rey les dirá: 'Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron'.
Entonces dir├í tambi├ęn a los de su izquierda 'Ap├írtense de m├ş, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ├íngeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron'.
Entonces ellos le responder├ín: 'Se├▒or, ┬┐cu├índo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?'. Y ├ęl les replicar├í: 'Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos m├ís insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo'. Entonces ir├ín ├ęstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que te sean gratas, Se├▒or, nuestras filiales ofrendas; que santifiquen, por tu gracia, nuestra vida y nos obtengan tu bondadoso perd├│n. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Prefacio I-V de Cuaresma, MR, pp. 497-501 (493-497).

ANT├ŹFONA DE LA COMUNI├ôN Mt 25, 40. 34

En verdad les digo que cuanto hicieron con el más insignificante de mis hermanos conmigo lo hicieron, dice el Señor. Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te rogamos, Se├▒or, que al recibir tu sacramento, experimentemos tu auxilio para el alma y el cuerpo, y as├ş, restaurado todo nuestro ser, alcancemos la plenitud de la salvaci├│n. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO

Opcional

Ilumina a tu pueblo, Se├▒or, con la claridad de tu luz, para que pueda descubrir lo que debe hacer y sea capaz de realizar lo que es recto. Por Jesucristo, nuestro Se├▒or.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A├▒o / Misal Catolico 2019 / Misal Catolico de marzo 2019

Misal de Hoy Publicado: 2021-09-15T18:20:39Z | Modificado: 2021-09-15T18:20:39Z