Misa del día: Sabado 11 de Junio de 2016

S√ĀBADO 11

Rojo San Bernabé, Apóstol, Memoria MR p. 729 (750) / Lecc. II, p. 1076 y 446 LH Vísperas I del domingo: 3a. Semana del Salterio Tomo III: pp. 1019 y 370 Para los fieles: pp. 642 y 400
Edición popular: pp. 202 y 467

Otros santos: Juan de Sahag√ļn, religioso; Paula Frassinetti, fundadora.

Bernabé, originario de Chipre, aparece en los Hechos de los Apóstoles un poco después de Pentecostés, en Jerusalén, y después en Antioquía, donde presenta antes sus hermanos a Pablo de Tarso. Pablo y él se dirigen a evangelizar el Asia menor, pero tuvieron alguna dificultad entre ellos y entonces Bernabé volvió a Chipre. Fue un hombre de mucha visión, que ejercitó una influencia definitiva en el desarrollo misional de la Iglesia.

LA FUERZA DE LA PALABRA

Hch 11, 21-26; 13, 1-3; M5 5, 33-37

Los cristianos que se animaron a traspasar las fronteras de Israel, incluidas las sinagogas construidas en las principales ciudades del imperio, fueron Bernab√© y Paulo. En la ciudad de Antioqu√≠a ofrecieron el Evangelio a todas las personas bien dispuestas, sin atender a la cultura o el origen √©tnico de los creyentes. Esa din√°mica de apertura fue acarreando avances en la misi√≥n evangelizadora y posteriormente tambi√©n surgieron debates y discusiones sobre las condiciones m√≠nimas que deb√≠an cumplir los candidatos a disc√≠pulos. Todo esto lo ventilaron de forma fraterna, dialogando y escuchando los distintos pareceres presentes en la Iglesia. En cierto sentido estaban aplicando el mandato de Jes√ļs de trasparentar sus opiniones y pareceres a trav√©s de la palabra y la comunicaci√≥n abierta. Los prejuicios, las falsas certezas y los estereotipos obstaculizan la vida en comunidad; la franqueza y la claridad la favorecen.

ANT√ćFONA DE ENTRADA Cfr. Hch 11, 24

Dichoso san Bernabé digno de ser contado entre los Apóstoles, pues era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe.

ORACI√ďN COLECTA

Dios nuestro, que mandaste separar a san Bernabé, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, para la obra de conversión de los gentiles, concede que el Evangelio de Cristo, que predicó con tanto entusiasmo, sea anunciado fielmente, de palabra y de obra.
Por nuestro Se√Īor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 11, 21-26; 13, 1-3

En aquellos d√≠as, fueron muchos los que se convirtieron y abrazaron la fe. Cuando llegaron estas noticias a la comunidad cristiana de Jerusal√©n, Bernab√© fue enviado a Antioqu√≠a. Lleg√≥ Bernab√©, y viendo la acci√≥n de la gracia de Dios, se alegr√≥ mucho; y como era hombre bueno, lleno del Esp√≠ritu Santo y de fe, exhort√≥ a todos a que, firmes en su prop√≥sito, permanecieran fieles al Se√Īor. As√≠ se gan√≥ para el Se√Īor una gran muchedumbre.
Entonces Bernab√© parti√≥ hacia Tarso, en busca de Saulo; y cuando lo encontr√≥, lo llev√≥ consigo a Antioqu√≠a. Ambos vivieron durante todo un a√Īo en esa comunidad y ense√Īaron a mucha gente. All√≠, en Antioqu√≠a, fue donde por primera vez los disc√≠pulos recibieron el nombre de "cristianos".
Hab√≠a en la comunidad cristiana de Antioqu√≠a algunos profetas y maestros, como Bernab√©, Sim√≥n (apodado el "Negro"), Lucio el de Cirene, Manah√©n (que se cri√≥ junto con el tetrarca Herodes) y Saulo. Un d√≠a estaban ellos ayunando y dando culto al Se√Īor, y el Esp√≠ritu Santo les dijo: "Res√©rvenme a Saulo y a Bernab√© para la misi√≥n que les tengo destinada". Todos volvieron a ayunar y a orar; despu√©s les impusieron las manos y los despidieron.Palabra de Dios.Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 97, 1. 2-3ab. 3cd-4. 5-6

R/. El Se√Īor ha revelado a las naciones su justicia.

Cantemos al Se√Īor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria. R/.
El Se√Īor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia. Una vez m√°s ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/.
La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con j√ļbilo al Se√Īor. R/.
Cantemos al Se√Īor al son del arpa, suenen los instrumentos. Aclamemos al son de los clarines al Se√Īor, nuestro rey. R/.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Salmo 24, 4. 5
R/. Aleluya, aleluya.

Desc√ļbrenos, Se√Īor, tus caminos y gu√≠anos con la verdad de tu doctrina. R/.

EVANGELIO

Les digo que no juren ni por el cielo ni por la tierra.

Del santo Evangelio seg√ļn san Mateo: 5, 33-37

En aquel tiempo, Jes√ļs dijo a sus disc√≠pulos: "Han o√≠do que se dijo a los antiguos: No jurar√°s en falso y le cumplir√°s al Se√Īor lo que le hayas prometido con juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es donde √©l pone los pies; ni por Jerusal√©n, que es la ciudad del gran Rey.
Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno".
Palabra del Se√Īor.Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.

O bien: Lecc. II p. 547.

Gratuitamente han recibido este poden, ejérzanlo, pues, gratuitamente.

Del santo Evangelio seg√ļn san Mateo: 10, 7-15

En aquel tiempo, envi√≥ Jes√ļs a los Doce con estas instrucciones: "Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos. Curen a los leprosos y dem√°s enfermos; resuciten a los muertos y echen fuera a los demonios. Gratuitamente han recibido este poder; ej√©rzanlo, pues, gratuitamente. No lleven con ustedes, en su cintur√≥n, monedas de oro, de plata o de cobre. No lleven morral para el camino ni dos t√ļnicas ni sandalias ni bord√≥n, porque el trabajador tiene derecho a su sustento. Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, pregunten por alguien respetable y hosp√©dense en su casa hasta que se vayan. Al entrar, saluden as√≠: 'Que haya paz en esta casa'. Y si aquella casa es digna, la paz de ustedes reinar√° en ella; si no es digna, el saludo de paz de ustedes no les aprovechar√°. Y si no los reciben o no escuchan sus palabras, al salir de aquella casa o de aquella ciudad, sac√ļdanse el polvo de los pies. Yo les aseguro que el d√≠a del juicio, Sodoma y Gomorra ser√°n tratadas con menos rigor que esa ciudad".
Palabra del Se√Īor.Gloria a ti, Se√Īor Jes√ļs.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Te rogamos, Se√Īor, que santifiques con tu bendici√≥n las ofrendas que te presentamos para que, al recibirlas de ti mismo nos inflamen en el fuego de tu amor, por el que san Bernab√© llev√≥ a los gentiles la luz del Evangelio. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Prefacio I o II de los Apóstoles, pp. 531-532 (532-533).

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Cfr. Jn 15, 15

Ya no los llamar√© siervos, dice el Se√Īor, porque el siervo no sabe lo que hace su amo. A ustedes los he llamado amigos, porque les he dado a conocer todo lo que he o√≠do a mi Padre.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Habiendo recibido, Se√Īor la prenda de la vida eterna, te rogamos humildemente que lo hemos celebrado bajo los signos sacramentales en memoria de san Bernab√©, ap√≥stol, lo lleguemos a contemplar en plenitud. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

Eventos del Jubileo de la Misericordia: Jubileo de los Enfermos y de las personas diversamente h√°biles. Signo "jubilar" del Santo Padre: testimonio de las obras de misericordia.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2016 / Misal Catolico de junio 2016

Publicado: 2021-09-16T20:10:29Z | Modificado: 2021-09-16T20:10:29Z