Misa del día: Domingo 10 de Enero de 2016

DOMINGO 10

El Bautismo del Se√Īor

Blanco Fiesta, Lecc. I p. 262. LH, 3a Semana del Salterio.

Otros Santos: Melquiades, Papa; Guillermo de Bourges, obispo. Beata Leonia Francisca de Sales, fundadora

AQU√ć ESTA TU DIOS

Is 40, 1-5, 9-11: Tt 2, 11-14; 3,4-7; Lc 3, 15-16. 21-22

El atrevimiento y la convicci√≥n del Segundo Isa√≠as es total, se anima a gritar con todas sus letras un mensaje provocador: Dios est√° llegando de forma patente, incentivando la confianza de las personas desesperanzadas. El profeta asocia la llegada de Dios con la entrega de un salario y una recompensa. El mensaje es claro: Dios no deja "colgado de la brocha" a cuantos se arriesgan en favor de su proyecto de salvaci√≥n. En la misma t√≥nica resuena el mensaje del profeta del Jord√°n. Dios apura los mecanismos de juicio y discernimiento y dar√° a cada cual su merecido, ya no prosperar√°n los sinverg√ľenzas, ni se quedar√°n ufanos los verdugos ni los c√≠nicos. Israel no puede alabar a Dios y continuar pisoteando a la gente d√©bil, que no tiene medios para defenderse. Dios visita a su pueblo para encaminarlo a una verdadera renovaci√≥n de sus pr√°cticas, valores y creencias.

ANT√ćFONA DE ENTRADA Cfr. Mt 3, 16-17

Inmediatamente despu√©s de que Jes√ļs recibi√≥ el bautismo, se abrieron los cielos y el Esp√≠ritu Santo se pos√≥ sobre √Čl en forma de paloma, y reson√≥ la voz del Padre que dec√≠a: "√Čste es mi Hijo amado, en quien he puesto todo mi amor".

Se dice Gloria.

ORACI√ďN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que proclamaste solemnemente a Jesucristo como tu Hijo muy amado, cuando, al ser bautizado en el Jord√°n, descendi√≥ el Esp√≠ritu Santo sobre √Čl, concede a tus hijos de adopci√≥n, renacidos del agua y del Esp√≠ritu Santo, que se conserven siempre dignos de tu complacencia. Por nuestro Se√Īor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Se revelar√° la gloria del Se√Īor y todos los hombres la ver√°n.

Del libro del profeta Isaías: 40, 1-5. 9-11

"Consuelen, consuelen a mi pueblo, dice nuestro Dios. Hablen al coraz√≥n de Jerusal√©n y d√≠ganle a gritos que ya termin√≥ el tiempo de su servidumbre y que ya ha satisfecho por sus iniquidades, porque ya ha recibido de manos del Se√Īor castigo doble por todos sus pecados".
Una voz clama: "Preparen el camino del Se√Īor en el desierto, construyan en el p√°ramo una calzada para nuestro Dios. Que todo valle se eleve, que todo monte y colina se rebajen; que lo torcido se enderece y lo escabroso se allane. Entonces se revelar√° la gloria del Se√Īor y todos los hombres la ver√°n". As√≠ ha hablado la boca del Se√Īor.
Sube a lo alto del monte, mensajero de buenas nuevas para Si√≥n; alza con fuerza la voz, t√ļ que anuncias noticias alegres a Jerusal√©n. Alza la voz y no temas; anuncia a los ciudadanos de Jud√°: "Aqu√≠ est√° su Dios. Aqu√≠ llega el Se√Īor, lleno de poder, el que con su brazo lo domina todo. El premio de su victoria lo acompa√Īa y sus trofeos lo anteceden. Como pastor apacentar√° su reba√Īo; llevar√° en sus brazos a los corderitos reci√©n nacidos y atender√° sol√≠cito a sus madres".
Palabra de Dios.Te alabamos, Se√Īor.


SALMO RESPONSORIAL

Del salmo 103, lb-2. 3-4. 24-25. 27-28. 29-30
R/. Bendice al Se√Īor, alma m√≠a.

Bendice al Se√Īor, alma m√≠a; Se√Īor y Dios m√≠o, inmensa es tu grandeza. Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto. R/.
Por encima de las aguas construyes tu morada. Las nubes son tu carro; los vientos, tus alas y mensajeros; y tus servidoras, las ardientes llamas. R/.
¬°Qu√© numerosas son tus obras, Se√Īor, y todas las hiciste con maestr√≠a! La tierra est√° llena de tus creaturas, y tu mar, enorme a lo largo y a lo ancho, est√° lleno de animales peque√Īos y grandes. R/.
Todos los vivientes aguardan que les des de comer a su tiempo; les das el alimento y lo recogen, abres tu mano y se sacian de bienes. R/.
Si retiras tu aliento, toda creatura muere y vuelve al polvo. Pero envías tu espíritu, que da vida, y renuevas el aspecto de la tierra. R/.

SEGUNDA LECTURA

√Čl nos salv√≥ mediante el bautismo, que nos regenera y nos re-nueva, por la acci√≥n del Esp√≠ritu Santo.

De la carta del apóstol san Pablo a Tito: 2, 11-14; 3, 4-7

Querido hermano: La gracia de Dios se ha manifestado para salvar a todos los hombres y nos ha ense√Īado a renunciar a la vida sin religi√≥n y a los deseos mundanos, para que vivamos, ya desde ahora, de una manera sobria, justa y fiel a Dios, en espera de la gloriosa venida del gran Dios y salvador, Cristo Jes√ļs, nuestra esperanza. √Čl se entreg√≥ por nosotros para redimirnos de todo pecado y purificarnos, a fin de convertirnos en pueblo suyo, fervorosamente entregado a practicar el bien.
Al manifestarse la bondad de Dios, nuestro salvador, y su amor a los hombres, √Čl nos salv√≥, no porque nosotros hubi√©ramos hecho algo digno de merecerlo, sino por su misericordia. Lo hizo mediante el bautismo, que nos regenera y nos renueva, por la acci√≥n del Esp√≠ritu Santo, a quien Dios derram√≥ abundantemente sobre nosotros, por Cristo, nuestro salvador. As√≠, justificados por su gracia, nos convertiremos en herederos, cuando se realice la esperanza de la vida eterna.Palabra de Dios.Te alabamos, Se√Īor.

ACLAMACI√ďN ANTES DEL EVANGELIO Lc 3, 16
R/. Aleluya, aleluya.

Ya viene otro m√°s poderoso que yo, dijo Juan el Bautista; √Čl los bautizar√° con el Esp√≠ritu Santo y con fuego. R/.

EVANGELIO

Despu√©s del bautismo de Jes√ļs, el cielo se abri√≥.

Del santo Evangelio seg√ļn san Lucas: 3, 15-16. 21-22

En aquel tiempo, como el pueblo estaba en expectaci√≥n y todos pensaban que quiz√° Juan el Bautista era el Mes√≠as, Juan los sac√≥ de dudas, dici√©ndoles: "Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro m√°s poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. √Čl los bautizar√° con el Esp√≠ritu Santo y con fuego".
Sucedi√≥ que entre la gente que se bautizaba, tambi√©n Jes√ļs fue bautizado. Mientras √©ste oraba, se abri√≥ el cielo y el Esp√≠ritu Santo baj√≥ sobre √Čl en forma sensible, como de una paloma, y del cielo lleg√≥ una voz que dec√≠a: "T√ļ eres mi Hijo, el predilecto; en ti me complazco".Palabra del Se√Īor.Gloria a ti Se√Īor Jes√ļs.

Se dice Credo

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos, hermanos a nuestro Salvador, que quiso ser bautizado para santificar nuestro bautismo y renovar por él al hombre caído, y pidámosle que se compadezca de quienes ha querido que fueran sus hermanos:
Para que Cristo, el Siervo de Dios, en quien el Padre se complace, mire con amor a todos los que se preparan para el bautismo o la confirmaci√≥n o pre-paran el bautismo de sus hijos,roguemos al Se√Īor.
Para que Cristo, el Elegido de Dios, para llevar el derecho a las naciones, ilumine a los que buscan a Dios con sinceridad de coraz√≥n, les haga o√≠r la voz potente y magn√≠fica del Padre, que los llama a escuchar a su Hijo amado, y los conduzca hacia el bautismo,roguemos al Se√Īor.
Para que Cristo, el Enviado del Padre, que no quiebra la ca√Īa resquebrajada ni apaga la mecha que a√ļn humea conceda la salud a los que viven oprimidos por el diablo,roguemos al Se√Īor.
Para que Cristo, el Hijo amado, que quiso ser bautizado en el Jord√°n para dar fuerza a nuestro bautismo, nos haga descubrir y amar la grandeza del bautismo cristiano, don del amor de Dios a los hombres,roguemos al Se√Īor.
Padre todopoderoso, que haces resonar tu voz magn√≠fica en las aguas del bautismo y en la unci√≥n de la confirmaci√≥n, escucha nuestras oraciones y concede a los bautizados cumplir fielmente las promesas de su bautismo y ser testigos valientes de la fe. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.


ORACI√ďN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Se√Īor, los dones que te presentamos en la manifestaci√≥n de tu Hijo muy amado, para que la oblaci√≥n de tus hijos se convierta en el mismo sacrificio de aquel que quiso en su misericordia lavar los pecados del mundo. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

PREFACIO

El Bautismo del Se√Īor.

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvaci√≥n darte gracias siempre y en todo lugar, Se√Īor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque mostraste en el Jord√°n con signos admirables el misterio del nuevo bautismo, para que por aquella voz, venida del cielo, crey√©ramos que tu Palabra ya estaba habitando en nosotros y, por el Esp√≠ritu Santo, que descendi√≥ en forma de paloma, se supiera que Cristo, tu Siervo, era ungido con √≥leo de alegr√≠a y enviado a anunciar el Evangelio a los pobres. Por eso, a una con los coros de √°ngeles, te alabamos continuamente en a tierra, aclamando sin cesar: Santo, Santo, Santo...

ANT√ćFONA DE LA COMUNI√ďN Jn 1, 32. 34

√Čste es aqu√©l de quien Juan dec√≠a: Yo lo he visto y doy testimonio de que √Čl es el Hijo de Dios.

ORACI√ďN DESPU√ČS DE LA COMUNI√ďN

Saciados con estos sagrados dones, imploramos, Se√Īor, tu clemencia, para que, escuchando fielmente a tu Unig√©nito, nos llamemos y seamos de verdad hijos tuyos. Por Jesucristo, nuestro Se√Īor.

UNA REFLEXI√ďN PARA NUESTRO TIEMPO.-Cuando revisamos los diarios y encontramos reportajes de la violencia o de los √≠ndices de pobreza que no ceden, podemos experimentar cierta sensaci√≥n de desamparo. Pareciera que las salidas se agotan y que el margen de maniobra para modificar todo aquello que degrada las condiciones de vida de las personas se acorta. La desesperanza campea por todas partes, produciendo individualistas furibundos que persiguen su propio bienestar a costa del pa√≠s y de los otros. Escasa solidaridad y escasa confianza en los dem√°s. Las figuras prof√©ticas siguen siendo indispensables, son nuestros cr√≠ticos implacables, como Juan el Bautista y como Jes√ļs de Nazaret, y a la vez son nuestros pedagogos que nos alientan a vivir en clave de esperanza. Los retos son enormes, pero el amor a la vida, a las personas, a la creaci√≥n entera son un acicate para salir de nuestra zona de confort y buscar la mejor para nosotros y para nuestra comunidad.

Fuente: misalcatolico.com


Categoria: Misa por A√Īo / Misal Catolico 2016 / Misal Catolico de enero 2016

Publicado: 2021-09-16T20:10:29Z | Modificado: 2021-09-16T20:10:29Z